My Bloody Valentine – Loveless (1991)

Loveless My Bloody Valentine

My Bloody Valentine es una banda que llegó a los corazones de muchos en los años 90, la principal razón fue Loveless (1991), uno de los proyectos de estudios más nostálgicos que emitía en esencia un sentimiento que creemos jamás había sido transmitido de una forma tan abstracta y bella: el amor.

Y es que son muchas las concepciones que se tienen sobre este, pero simplemente quizás por su estilo musical, logró comunicar como si fungiera como un canal directo a nuestras almas aquello que no se puede poner en palabras. Aunque sus letras no son menos importantes, pues busca no colocar al amor en un altar, si no posicionarlo en un plano cotidiano, en el cuál pueden haber tanto momentos felices como pasajeros.

Son ya 26 años de este álbum, uno que ha ayudado a muchas otras bandas a conformar al shoegaze como un género importante. Nos atrevemos a decir que sin My Bloody Valentine, quizás bandas como Spiritualized, Slowdive o incluso hoy Cigarettes After Sex, no hubieran logrado tanta presencia, esa presencia que la influyente nostalgia del Loveless nos regaló.

Loveless es un disco que explora un balance entre melodía y distorsión, lo cual entregó el concepto perfecto para el arte de este disco, una composición de texturas y ondas de sonido. La ausencia de los integrantes de la banda en la portada (cosa que no era lo más común) no es mera coincidencia.