ANNE HATHAWAY EN “ONE DAY”

Un día decidí leer una novela inglesa de título “One Day” firmada por David Nicholls. Compré el libro en una visita a una libreria en Nueva York llamándome la atención la portada del mismo. Se trataba de las siluetas de un hombre y una mujer acercándose, como si quisieran estar en contacto, como si quisieran darse un beso. La novela constituyó una agradable sorpresa para mí. Leí el libro en una semana pues la prosa sencilla y práctica me atrapó desde un principio, además de que la fuerte carga de sentido de humor y nostalgia en la historia de Nicholls hace que practicamente resulte imposbile abandonar la lectura. La anécdota es muy sencilla pues se trata de la historia de amor accidentada de dos jóvenes que se conocen un 15 de julio de 1988. Lo que hace particular esta historia es que la narración surge a partir de ese día y durante dos décadas revisitando a Dex y Emma cada año ese mismo día, la finalidad de ponernos al tanto de lo que acontece en sus fortuitas respectivas vidas.

Nicholls utiliza un lenguaje practicamente común pero sin embargo podemos percatarnos que la novela posee un estilo y una estructura por demás fascinante llevando al lector a un sentimental (más no cursi) viaje que culmina en un emotivo clímax. Por supuesto que Hollywood no tardó en conseguir los derechos para su versión cinematográfica la cual inició rodaje (gracias a la internvención de la hiperactiva productora Nina Jacobson) cuando la novela empezó a escalar lugares en las listas de popularidad de los libros más leídos en el mundo. La encargada de reinterpretar la historia de Nicholls fué Lone Scherfig quien hace un par de años recibió notoriedad mediática gracias a su cinta “An Education” protagonizada por Carey Mulligan y Alfred Molina. Scherfig tuvo la titánica labor de plasmar en la pantalla grande la historia de Dex y Emma la cual requería recrear momentos significativos en el ámbito social y cultural británico de los ultimos veinte años además de hacer creíble el paso del tiempo en la relación de estos dos personajes. Para interpretar los roles protagónicos se requirió la participación de los actores Jim Sturgess y Anne Hathaway, esta última teniendo que adoptar un acento británico el cual ha sido duramente criticado por los puristas.

El rodaje se realizó en tan sólo ocho semanas ( tiempo record para una producción norteamericana) el cual tuvo como locaciones escenarios en Edimburgo, Londres y Paris transportando al equipo de producción y realización diariamente a un nuevo set amén de las dificultades obvias en el terreno de caracterización que requerían cada uno de los actores. Finalmente la cinta se estrenó hace unas semanas en Inglaterra y Estados Unidos recibiendo una cálida recepción por parte de los espectadores pero también convirtiéndose en centro de duras críticas por parte de los apasionados fanáticos que defienden el texto original. En lo personal, One Day” me parece una historia de amor convencional pero sumamente entrañable gracias a la prosa de Nicholls. El autor ha descrito que el relato como una historia que no solamente habla del amor imposible entre dos seres afines quienes niegan el poder de la atracción sino que también aborda temáticas tan universales como la amistad incondicional, los constantes reproches que nos hacemos a lo largo de nuestras vidas y de la nostalgia como consecuencia de esto. Cada vez leemos y vemos menos relatos de amor, así que“Un Día” ( One Day ) resulta una buena oportunidad para redescubrir el poder del género romántico en el más puro sentido de la palabra. Próximamente a estrenarse en cines en México.

Acá el trailer oficial:

Categorías

Blog, Otros