Dos Soles, espectáculo de danza butoh

De coproducción binacional México-Japón, Dos Soles nace bajo la dirección de Kumotaro Mukai, coreógrafo de gran trayectoria y una de las personalidades más relevantes del underground japonés, fue integrante de la legendaria compañía de butoh Dairakudakan. Su trabajo se ha presentado en foros y festivales de más de 15 países y ha sido apoyado con el patrocinio de dos grandes instituciones: The Saison Foundation y Japan Society NY. En nuestro país se ha presentado en dos ocasiones, la primera como intérprete con la compañía Dairakudakan en el marco del Festival Internacional Cervantino y en la Sala Miguel Covarrubias del Centro Cultural Universitario y la segunda como invitado especial en la edición 2014 del FIC, con Japón como invitado especial.

La primera serie de presentaciones de Dos Soles se llevó a cabo en la ciudad de Tokio y se atrevió a hablar sobre los tiempos inciertos que se viven, sobre una historia común que levanta un grito para hacernos ver la violencia imperante y sin precedente del mundo que estamos viviendo.

Kumotaro Mukai habla sobre el origen del espectáculo, ‘¿Cómo llegamos a esto? Nosotros, seres humanos afanados en la creación de un artefacto con un poder de destrucción equivalente al doble del calor del sol y que todavía puede dejar un daño permanente que afecte a un radio de decenas de kilómetros, poder que aniquilará las células de miles de formas de vida que se desintegrarán en una variada diversidad de sufrimiento. ¿Cómo se puede concebir eso de desaparecer toda forma o manifestación de vida? Como descendiente de las víctimas de Hiroshima, como creador y como un ser humano no puedo evitar tratar este tema. Creo que voy a trabajar sobre ese tema durante toda mi vida, desde diferentes modos o puntos de vista’.

Dos Soles usa la técnica butoh para hablar sobre un fenómeno que habita en las entrañas de las familias que dejaron en Hiroshima una parte de su historia, pues a diferencia de la danza del movimiento y cuerpo, el butoh emerge desde la evocación imaginativa, de que la que también se puede decir que es memoria y ésta a su vez palabra. El gesto —más no movimiento—, nace del eros, se esconde en la anécdota que te hace cómodo prisionero, que gusta del entretenimiento, no recordarnos la esclavitud. Las imágenes indisociables de los gruñidos, gritos y lamentos enfrentados al fuego. El ejercicio de la memoria es casi danza pues ahora se aviva, al tiempo se consume entre recuerdos y olvidos. Un dribling flamenco en una bruma de humo. Es una danza que se articula en una trama de imágenes y no de virtuosismo y belleza mercantil.

‘Dos Soles’ se presentara el 11 de Noviembre en el Teatro de la Ciudad Esperanza Iris. Boletos disponibles a través del sistema Ticketmaster.

Categorías

Arte