Libros: Hot Sur, de Laura Restrepo

Hot Sur

Edit. Planeta

Una adolescente colombiana que emigra a los Estados Unidos junto a su madre y su hermana autista, una joven colombiana que chocará de frente contra su sueño americano, un sueño, que como muchos, es en realidad una pesadilla. Una joven colombiana que se dedica a hacer encuestas sobre hábitos de limpieza en los barrios periféricos de la Gran Manzana y que un buen día se casa con el guardia de seguridad de su empresa, un ex policía que forma parte, sin que ella lo sepa, de una mafia de tráfico de armas y que tiene un hermano más joven y más guapo, con el que María Paz (nombre de la protagonista) se involucrará, sin saber que detrás de esa apariencia de joven bandolero se esconde un asesino serial que se cree iluminado por Dios.

Este es el ambiente en el que se desarrolla la más reciente novela publicada de la escritora colombiana Laura Restrepo (Bogotá, 1950), autora también de novelas como Historia de un entusiasmo, La isla de la Pasión, Leopardo al sol, La Multitud errante, Olor a rosas invisibles, Delirio (Premio Alfaguara de Novela 2004) y Demasiados Héroes.

María Paz, la joven protagonista, nos guiará por su historia a través de un diario que escribe mientras se encuentra presa en una cárcel del norte de los Estados Unidos. Ahí conocerá al Profesor Cleve Rose, joven escritor de novelas gráficas que vive con su padre, y los perros de éste, en una cabaña cercana a la penitenciaría, y quien incitará a las reclusas a escribir sus historias. Maria Paz lo hará y le enviará el suyo a Cleve, sin saber que éste ha muerto en extrañas circunstancias. Las mismas extrañas circunstancias que rodean las muertes de todos los hombres que se le acercan a Mari Paz, las mismas extrañas circunstancias que rodean al asesinato de su esposo, crimen por el cual ella se encuentra encerrada en esa penitenciaría desde que empezará a escribir el diario, el cual terminará en las manos del otro Sr. Rose, el Padre de Cleve, que sin saberlo encontrará en el las claves para entender la muerte de su hijo.

Utilizando diferentes recursos narrativos, como una falsa entrevista al Sr. Rose, los lectores entraremos así en el extraño y convulso mundo de María Paz, un mundo en el que su ingenuidad, su deseo de creerle a todas las personas, no le permitirá darse cuenta de que se ha enamorado de un asesino serial, que sólo la quiere para recuperar el dinero ganado por su hermano con la venta ilegal de armas.

Así tenemos un caldo de cultivo en donde la pasión se confunde con el miedo, las ansias de libertad se encallan con la realidad gris y sorda en la que viven millones de migrantes que llegan a los Estados Unidos huyendo de la violencia y de la pobreza, para encontrarse con otro tipo de violencia, otro tipo de pobreza.

María Paz es una joven ingenua pero que ha decidido escapar, que ha decidido sobrevivir, justo como millones de jóvenes latinoamericanos que todos los días buscan una manera de ganarse la vida.

Restrepo logra darnos así un retrato de las conflictos raciales y sociales que se viven en estos momentos en el gigante norteamericano, en donde millones de latinoamericanos viven, trabajan, pagan impuestos, pagan renta, compran comida, agua, luz, combustible, pero no son considerados ciudadanos y viven con el miedo permanente a la deportación, que para ellos significa un retroceso a la pobreza y a la carencia, a pesar de que allá en esa tierra estén sus amores, sus muertos, sus recuerdos. La autora también nos permite entrar en ese mundo de la migración, un mundo en el que todos los días se corren peligros por el sólo hecho de salir a la calle, un mundo de paranoia constante en donde quedan pocas salidas: trabajar para mandar algo de dinero a la familia, ahorrar, huir de la policía, de migración, del constante acecho de las autoridades, tratar de pasar desapercibido, tratar de ser nadie, apenas una sombra.

María Paz no lo logra, parece que se junta con las personas equivocadas todo el tiempo y en determinado momento toda la policía del estado de Nueva York está tras ella. O tras su cuñado, que se ha convertido en una amenaza, en un asesino serial que la busca como perro de caza, un hombre peligroso que paradójicamente le tiene miedo a los perros. Justo, los perros que el Sr. Rose ha decidido traer todo el tiempo en un pequeño auto para poder ayudar a Mari Paz a escapar, huir de los Estados Unidos, huir del sueño americano que para la joven colombiana se ha terminado convirtiendo en una pesadilla.

Novela policíaca con poderosos tintes humanos, Laura Restrepo confirma que es una de las voces más interesantes de la literatura contemporánea colombiana, una voz que además sigue preocupada por entender el sufrimiento de las personas que viven en situaciones adversas, comprometidas. Algo que se le agradece en estos tiempos de intelectuales poco comprometidos con las realidades de sus países.