Wilfredo Prieto regresa a la Ciudad de México

1949_PHOTO_ES_8

 

Últimos días para adentrarse en el estridente minimalismo de Wilfredo Prieto en la Ciudad de México. Más de cuatro años después de la individual que presentó en la Sala de Arte Público Siqueiros en 2012, el artista cubano vuelve de la mano de kurimanzutto; esta vez con una muestra de nombre “No se puede hacer una revolución con guantes de seda” que abarca una serie de intervenciones mínimas dentro y fuera del espacio de la galería.

Wilfredo_Prieto_No_se_puede_hacer_una_revolucion_kurimanzut

En un momento en que el arte actual busca ampliar y subvertir creación e interpretación, el trabajo de Prieto se vuelca a lo existente y su simbolismo. Lo subversivo de intentar plasmar la realidad más allá del arte y al mismo de experimentar con esta realidad, lleva a Prieto a moverse allá donde la expresión artística emerge espontáneamente de la realidad, continuando en la línea que empieza a trazar el apropiacionismo en el siglo XX.

Wilfredo_Prieto_No_se_puede_hacer_una_revolucion_kurimanzu27

Los objetos e imágenes de Prieto, donde la intervención pasa de ser mínima y sutil a elocuente y cínica, están invariablemente marcados por una sencillez escandalosa, revelando significados latentes de la cotidianidad. Esta búsqueda persigue replantear las ideas preconcebidas que pueda tener el público sobre el carácter monumental (condicionado, en función del espectador) que se supone a la obra de arte. Guiando al público a través de un juego de preguntas y respuestas, de una remise en question, Prieto reflexiona sobre de la saturación de la vida diaria que impide ver lo que nos rodea. En este contexto, las intervenciones sonoras que Prieto presenta en kurimanzutto cuestionan la velocidad con la que nos bombardea la información para omitir lo que realmente es importante. Lo esencial de esa información, retomado por el artista cubano, se vuelve provocación.

Wilfredo_Prieto_No_se_puede_hacer_una_revolucion_kurimanzut15
Una invitación para atravesar el espejo, a tomar distancia de las experiencias normalizadas para ver lo que se encuentra detrás de lo cotidiano con la última propuesta de Prieto como herramienta para explorar el arte y la sociedad. Y una oportunidad para asomarnos a las candilejas de la cultura contemporánea y el pensamiento mismo.

Wilfredo_Prieto_No_se_puede_hacer_una_revolucion_kurimanzut7

Categorías

Arte