A 21 años de Space Jam

Muchas ideas se han puesto sobre la mesa para hacer una secuela de Space Jam, sin embargo, quizás la razón por la cual no hemos visto tal cosa, es porque es una película difícil de igualar. Además de marcar la primera aparición en los Looney Tunes de Lola Bunny en la historia, la película fue un éxito en todos los aspectos, tanto en la influencia que forjó esta en los amantes del basketball o el deporte en general, como en la buena idea que fue utilizar ese estilo de animación que logra mezclar el mundo real con la ficción en caricatura.

No fue un estilo que no hubiéramos visto antes con Who Framed Roger Rabbit, pero nunca olvidaremos esa escena en la que Michael Jordan logra extender sus brazos para encestar, cosa posible sólo con la física del mundo animado. Todos la recordamos como una película que te deja con esa enseñanza de que para alcanzar tus más grandes logros, primero tienes que soñarlos.

Otro de los grandes éxitos de este filme fue que entregó al mundo la canción ‘I Believe I Can Fly‘ por R. Kelly, la cuál es acreedora de tres Grammys y fue rankeada por la revista Rolling Stone dentro de las 500 mejores canciones de todos los tiempos.

¿Qué marcará el éxito comercial tan rotundo de esta película? Definitivamente realizaron una buena labor de publicidad, pues siendo el internet en ese entonces una cosa muy inexplorada aún, se aventuraron a crear su propia página web (que aún existe). Además, imaginen ver comerciales de Nike en la televisión previos al lanzamiento de la película con Michael Jordan y Bugs Bunny como las estrellas de la producción. Tenemos que pensar que en ese entonces el consumo era distinto, todos utilizaban la televisión como medio para enterarse de las cosas. Warner Bros era y sigue siendo un gigante de la televisión y el cine, pero en ese entonces era imposible crecer sin conocer a personajes como el Pato Lucas o Bugs Bunny en sí. Definitivamente, los 21 años de una película como Space Jam son dignos de celebrar.