El Cinebar presenta: Donnie Darko (Director’s Cut)


Por: El Cinebar

El próximo miércoles 31 de mayo es la última función de Donnie Darko (Director’s Cut) en El Cinebar. La reacción ha sido muy interesante, los asistentes a las funciones de este mes de Donnie Darko son fieles seguidores a la religión del cine de culto y en particular a esta película.

El pasado mes de abril se reestrenó en algunos cines independientes de Londres la versión remasterizada de la película a manera de homenaje y El Cinebar se quiso sumar a esta religión llamada fieles a la cinta dirigida por Richard Kelly.

¿Por qué es tan necesario este ritual? Como antecedente podemos decir que cuando se estrenó en 2001, su año de producción, fue uno de los más grandes fracasos en la historia del cine debido a que estaban muy recientes los hechos del 11 de septiembre en Nueva York y nadie quería ver otro desastre aéreo en ese momento, aunque fuera en una pantalla de cine. También la película parecía muy rara y demasiado críptica para un espectador promedio que sus intenciones de ir al cine son de pura evasión pura, así que todo mal para Donnie Darko y su estreno.


Como los buenos vinos, la película cuajó con los años y a la distancia de las coyunturas se ha ido revalorando poco a poco hasta tener una legión de fieles seguidores. Sobre todo de personas que la vieron en una infancia rara y que a la distancia la valoran como una impronta generacional de afectados emocionalmente por esta sociedad y en particular por sus familias nucleares.

Donnie Darko se convirtió en un refugio emocional donde sólo ahí podría ser comprensible su confusión. su miedo a vivir y a morir, las alucinaciones y los viajes en el tiempo.

Donnie Darko sigue siendo un viaje en el tiempo hasta ahora. Siendo retomada y reanalizada hasta la saciedad, ha sido exprimida al máximo en todos los sentidos. Donnie Darko y sus contenidos pueden servir sin problemas como base para un seminario de posgrado de ficción y filosofía. Sus lecturas pueden ser inagotables rebasando ya incluso a sus propios creadores.


El corte del director ha resultado polémico porque es el único caso donde al parecer el estudio tenía la razón, pero hay gustos para todos. Para los clavados y no, ver las dos versiones resulta apasionante y los temas que desarrolla son profundos y enriquecedores. Desde los problemas emocionales en la adolescencia, hasta el amor y los viajes en el tiempo. Ésta es la última llamada para disfrutar en exclusiva esta versión traída por el Cinebar para todos aquellos religiosos fundamentalistas del cine de culto.

Categorías

Cine y TV