Vinyl (Piloto) y la ausencia del verdadero rock and roll

vinyl01

“Money had never been the main thing for me. It’s the legacy that was important”. – Barry Gordy, Motown Records

Hay algo profundamente superficial y plástico en el piloto de VINYL, la nueva serie de HBO creada por Mick Jagger, Martin Scorsese, Rich Cohen y Terence Winter. VINYL narra la historia ficticia de la disquera de rock American Century y su director Richie Finestra (Bobby Cannavale) durante la década de los 70.

El piloto, dirigido por Scorsese, no ayuda mucho a cimentar la prometedora premisa de la serie y la cuidada narrativa a las que nos tiene acostumbrado Terence Winter (Boardwalk Empire y The Sopranos) está medio ausente en el piloto. También hay algo notoriamente vacío en las escenas del concierto de New York Dolls que se realizan en el piloto, que más allá de presentar la crudeza y bombástica sexualidad de los Dolls, termina siendo un lustre ejercicio de video clip sin verdadera pasión. Hay más rock en Raging Bull, Goodfellas y The Wolf of Wall Street, en donde Scorsese yuxtapone con maestría la intensidad del rock en las escenas más memorables de estos filmes. Aquí en Vinyl, Scorsese parece intimidarse al filmar el verdadero rock and roll, todo es efímero y carente; demasiado estilizado para ser completamente real.

vinyl02

Lo más rock and roll de VINYL, quizás, es la actuación de Andrew Dice Clay, como el personaje Frank “Buck” Rogers, el dueño de una cadena de estaciones de radio, que impulsado por cocaína se roba el primer episodio de VINYL con una intensidad psicópata digna de un Joe Pesci o Robert De Niro. Lástima que el personaje de Clay ya no regresará en los siguientes episodios.

Aún así, la serie encuentra algo de groove y dimensión al sugerir que muchas disqueras en los sesentas eran financiadas por mafiosos. “Los músicos no son tus amigos. Ellos son productos”, le dice el ejecutivo de disquera Maury Gold (Paul Ven-Victor) a Richie cuando trata de firmar un contrato para el cantante de blues Lester Grimes (Ato Essandoh), en uno de los flashbacks del episodio.

Vinyl03

Si VINYL sigue retratando con certeza, y no con ficción, cómo el motor de las grandes disqueras eran desalmados ejecutivos y abogados en busca de ganancias, habría un valor más allá del espectáculo, que dejaría en claro que el ahora tambaleante imperio del rock and roll americano, fue fundado por el vicio, corrupción y deshonra del más rapaz capitalismo. Esa bella tragedia si sería algo digno de ver una y otra vez.

Categorías

Cine y TV