Descansa en paz Jenny Meirens


Por Carolina Quintana.

Hace unas semanas falleció una mujer sumamente influyente y respetada del mundo de la moda. Nos despedimos de Jenny Meirens, alguien que más que ser un ícono es toda una institución, siempre y cuando hablemos de moda, pues ella, junto a su compañero y amigo Martin Margiela, han llevado los conceptos de estética hacia otra dirección.

Jenny, proveniente de Bélgica, se encargó de convertir a Bruselas en lo que es hoy en día: una de las áreas con mayor diseño y vanguardia de aquel país. De hecho, T Magazine menciona que “ella construyó su propio ‘monumento’ en aquel lugar”.


Antes de iniciar el proyecto que le ocuparía el resto de sus días, Meirens tenía su tienda llamada Crea, en el que introdujo e impulsó a diseñadores belgas que se perfilaban a conceptos modernistas. Por dicho espacio desfilaron nombres como France Andrevie, Claude Montana y Yohji Yamamoto. De hecho, aquel lugar era conocido como el spot perfecto si de diseño alternativo se trataba.


“Lo que más odiaba es a las mujeres que se esfuerzan y necesitaban lucir sexy… Yo creo que eres sexy o no. Serlo no debe de implicar enseñar demasiado los senos o las piernas”
declaró Meirens hace algunos años.

Maison Martin Margiela fue fundada en 1988 gracias a la colaboración de el diseñador homónimo y Jenny Meirens. Esta última es considerada como el cerebro detrás de muchas de las decisiones empresariales de la firma. Actualmente la casa de moda forma parte del grupo italiano OTB, propiedad de Renzo Rosso. Por cuestiones de negocios, los fundadores se retiraron de su propia empresa y en 2016 se nombró a John Galliano como director creativo de la marca.


Con 73 años y una lucha constante debido a su enfermedad, nos ha dejado Jenny Meirens, posiblemente una de las mujeres más queridas y que han marcado época en el mundo de la moda. Gracias a su creatividad, carácter y valentía hoy tenemos semejantes propuestas y mucha apertura ideológica en este ámbito.

¡Descansa en paz!