In My Skin I Win

alt.shaunross_medium_portrait

Sostenemos y reforzamos la idea y tendencia de los diseñadores, fotógrafos y creativos que apuestan hoy por colaborar y usar como cara de sus colecciones, editoriales y productos a modelos que no cumplen con el estereotipo de belleza, justo contradiciendo el mismo principio de esta palabra, donde romper con los estereotipos es lo que esta de moda.

Lo que serian rasgos considerados parte de una minoría o únicos como cánones de belleza, son ahora los que han hecho que en la industria de la moda haya nuevos íconos que le dan vida a una historia, una imagen y portadas de revistas alrededor del mundo.

Estos modelos lo que inspiran es confianza, salud y autoestima, valores que creíamos a veces olvidados.

Shaun Ross

alt.shaunross

Conocido por ser el primer modelo albino con descendencia Africana, Ross fue descubierto por medio de youtube en el 2008 a los 16 años de edad.

Este año protagonizó una plática en TEDx In My Skin I Win (En Mi Piel Gano), una campaña que pretende inspirar a personas con su misma condición física y promover estándares de belleza saludables. Para él la confianza es belleza.

En el monólogo, el modelo habla sobre el rechazo y el bullying que recibió durante años mientras crecía en el Bronx, como aprendió a aceptarse y amar su físico describiéndolo como una personalidad eufórica que le permitió y dió fuerza para saber manejarse en una industria tan dura como la de la moda.

Nunca pensó en el modelaje como una carrera, creía que no encajaba en los parámetros de la belleza de la industria, pero poco a poco se fue ganando el reconocimiento de los diseñadores y editores; hoy en día ha participado en los videos musicales de Katy Perry junto con Kanye, Lana del Rey y Beyoncé así como en un sin fin de editoriales y pasarelas a través del mundo.

Modelos como Diandra Forrest, Thando Hopa, Winnie Harlow (quien sufre de vitiligo), y Andrej Pejic modelo andrógino de origen australiano que ha causado controversia por su físico forman parte del movimiento ‘In My Skin I Win’, todos ellos redefinen los estándares de la belleza.

Si ellos se aceptan tal y como son, porque nosotros no?