La unión de la música y la moda Pt. 2

Vivienne-Westwood copy

Cont. Pt 1 Diseñadores que tienen como inspiración al mundo de la música.

Una fachada con un letrero de hule rosa y con letras negras que deletrean la palabra SEX en el número 430 de la calle King en Londres entre los años 74 y 76, sería el lugar donde empezaría la historia de una de las diseñadoras más originales y exitosas en el mundo del diseño, y quien pondría en el mapa de la moda inglesa el estilo punk.

Vivienne Westwood nació en 1941, en Derbyshire Inglaterra. Vivió diferentes e importantes cambios en su vida que la llevaron a conocer a Malcolm McLaren, quien se convertiría en manager de los Sex Pistols y con quien creó la tienda de ropa Let It Rock. Este fue el comienzo de lo que después evolucionaría en la tienda SEX, donde los diseños de ambos se mezclaban para crear una nueva forma de vestir, inspirada en la estética del cantante americano Richard Hell, definiendo el estilo punk en la escena musical de Londres y su propia percepción del mundo de la moda.

Vivienne-Westwood-SEX

Westwood ha sido considerada como una voz auténtica y fuerte en esta industria, siendo reconocida en los años ochenta por Women’s Wear Daily como una de las 6 diseñadoras más influyentes del mundo, a pesar de no haber terminado su formación académica en la Harrow School of Art. Su vida en compañía de McLaren así como su propia personalidad la han llevado a ser un tema de interés para exhibiciones en museos como el Victoria & Albert en Londres en el 2004.

La historia del trabajo tan fascinante de Westwood se debe un poco a una locura intelectual llevada tan lejos como ella ha querido. A pesar de no tener miedo a experimentar y romper sus propios límites, ella ha conservado y expuesto técnicas que hacen que. a pesar de la irreverencia de sus diseños, siempre exista un toque emblemático de las tradiciones inglesas, ya sea en sus textiles, en el uso de piezas vintage, el contexto socio-cultural o simplemente su manifiesto personal: Active resistance to propaganda: ”We have a choice: to become more cultivated, and therefore more human – or by not choosing, to be the destructive and self-destroying animal, the victim of our own cleverness (To be or not to be)” en el cual invita a todos los intelectuales a estar en contra de la aceptación pasiva de la propaganda y el consumismo.

Ha sabido reinventarse y mantener la rebeldía en su ropa, como cuando empezaba sus primeras colecciones:

Seditionaries.- Caracterizada por ser ropa subversiva para esa época, hecha e inspirada en la vida urbana y musical inglesa, donde el Punk Rock estaba viviendo su auge, fue el mejor ejemplo de la importancia de la ropa como medio de expresión individual y grupal: ”You couldn’t imagine the Punk Rock thing without the clothing”. Esta fue la ropa que definiría la trayectoria estética de Westwood y quel ella misma seguiría cuestionando y revolucionando hasta hoy en día. Después vinieron otras colecciones como; Clothes For Heroes, Pirate, Nostalgia Of Mud y Witches, todas estas de la mano de McLaren, siendo esta última su colaboración final.

Mudándose a Italia y empezando un camino como diseñadora por su cuenta y consiguiendo algunas colaboraciones, Vivienne Westwood formó su propio imperio, creando no sólo piezas que por sí solas tienen una voz y una idea de como llevar una vida. También se unió a fotógrafos como Juergen Teller, con quien trabajó para las campañas de otoño invierno 2007-2008, convirtiéndose ella misma en modelo y musa de su propia propaganda, posando sola o acompañada.

Westwood es una mujer fuerte y segura, con una visión lista para la evolución, activista y con una conciencia global sobre el cambio climático y los problemas ambientales de hoy en día. Sabe como unir todos estos temas en cada pasarela y campaña que lanza año con año, sin dejar de sorprendernos ni de hacernos entender que para ella: “llevamos una vida mejor, si usamos ropa que provoque una emoción”.