Pasarelas = Performance = Statement

alt.AB_HoodByAir_037

HOOD BY AIR 2014

Las pasarelas ya no se limitan a presentar únicamente sus colecciones de la manera “convencional”, hace algunos años diseñadores como Marc Jacobs y Karl Lagerfeld crearon grandes producciones para Louis Vuitton y Chanel, donde escenografías monumentales eran montadas en cuestión de días, para mostrar la última colección, en una pasarela que duraría minutos para después ser desmontadas pero recordadas y comentadas por todos los presentes y gente interesada o involucrada en el mundo de la moda.

Sin embargo, esto ya no bastó, y fue el año pasado con la pasarela de Rick Owens primavera-verano 2014, donde el performance se volvió un nuevo medio para presentarse en FASHION WEEK para crear ruido e impacto en esta industria, donde innovar y reinventarse es un reto de cada temporada.

Owens marcó la pauta y es ahora que otros toman este riesgo, en esta ocasión Hood by Air con su temporada otoño-invierno 2014 en Nueva York.

Una pasarela donde Shayne Oliver, muestra la fuerza, poder y visión unisex de la marca, con la falda-pantalón como pieza clave, accesorios exagerados, pelucas con cortes definidos, geométricos, que nos recuerdan a un estilo empleado por Rei Kawakubo en las pasarelas de Comme des Garçons, y películas postmodernistas como Blade Runner, llenaron de una carga que nos remonta a los ochenta, todo esto envuelto en una atmósfera oscura y postapocalíptica, acompañada de un soundtrack fuera de lo común que incluí­a ladridos de perros hasta la canción ‘End of Time’ de Beyonce.

Cerrando con un final inesperado, 12 modelos se desplazaron en la pasarela sin playera, usando sólo pelucas y jeans, con movimientos exagerados llamados vogueing, Shayne Oliver formó parte del performance.