El púlsar de la portada del álbum icónico: Unknown Pleasures, ha cambiado

Hace ya 40 años que Joy Division lanzó su álbum de estudio debut ‘Unknown Pleasures’, la portada no presenta palabras, solo un gráfico de datos en blanco y negro, ahora icónico, que muestra 80 líneas onduladas que representan la señal de un púlsar en el espacio. Para conmemorar el aniversario del álbum, astrónomos grabaron una señal del mismo púlsar con un radiotelescopio en el Observatorio de Jodrell Bank, que está a solo 23 km de Strawberry Studios donde se grabó el álbum.

Peter Saville, diseñador gráfico y cofundador de Factory Records, diseñó la portada del álbum basada en una imagen del miembro de la banda, Bernard Sumner, en una enciclopedia. La imagen en sí se puede remontar al trabajo del estudiante de posgrado Harold Craft, quien publicó la imagen en su tesis doctoral en 1970.

Lo que vemos en esta imagen es la señal producida por un púlsar conocido como B1919 + 21, el primer púlsar descubierto:

Uno de estos púlsares se forma durante la muerte violenta de una estrella varias veces más masiva que nuestro sol. Estas estrellas salen con una explosión conocida como ‘explosión de supernova’, durante la cual el núcleo de la estrella en explosión se comprime en una esfera casi perfecta con un radio de poco más de 10 km, a esta se le llama: estrella de neutrones.

Este remanente estelar, aún más masiva que nuestro sol, es tan extremadamente densa que los átomos de la estrella original no pueden mantener su estructura: se deshacen y dejan partículas más pequeñas llamadas neutrones, mismas que forman un vasto océano debajo de la corteza de la estrella. A su vez, los púlsares son estrellas de neutrones que giran rápidamente y pueden observarse desde la Tierra, gracias a su rotación y un campo magnético que es un billón de veces más fuerte que el de la Tierra, los polos magnéticos norte y sur de estos súper imanes brillan como un faro. Después de haber viajado durante cientos de años, los destellos de radiación de B1919 + 21 llegan a la Tierra cada 1.34 segundos.

Estos destellos de los púlsares son especialmente brillantes en las longitudes de onda de radio, por lo que sus señales pueden grabarse utilizando radiotelescopios. Un radiotelescopio funciona de manera similar a la radio de un automóvil: su antena enfoca las ondas de radio desde el espacio hasta un punto donde pueden detectarse y convertirse en una señal eléctrica, misma que puede convertirse en sonido.

La portada del álbum muestra 80 líneas onduladas que corresponden a 80 destellos de ondas de radio de B1919 + 21, ya que la estrella de neutrones realizó 80 giros en 107 segundos. A diferencia de los faros en la Tierra, cada flash es único, algunos destellos son brillantes (se indican en la imagen por sus picos grandes) y otros son tenues.

La forma de los pulsos cambia constantemente, a primera vista, parecen irregulares y caóticas, pero nuestra nueva imagen revela cierto orden en el caos. Es el mismo número de pulsos del mismo púlsar y se observa a la misma frecuencia que el diagrama de la portada del álbum, pero en la imagen de abajo, aparece un patrón diagonal de rayas.

Cuando se grabó la señal original, no se sabía por qué algunos púlsares mostraban este tipo de patrón pero después de unos años se descubrió que las ondas de radio en la portada del álbum y en las nuevas imágenes son causadas por un rayo en el espacio exterior, observado a muchos años luz de distancia. El patrón de sus rayos cambia continuamente y la forma de los pulsos observados parece algo errática, pero la observación durante un período más largo permite que surja un patrón.

Cuatro décadas después del lanzamiento del álbum Unknown Pleasures, ahora comprendemos mucho mejor lo que significan esas líneas onduladas en su portada, pero quedan muchas preguntas sobre estos objetos enigmáticos, que en muchos aspectos son la creación más extrema de la naturaleza. Algo que se mantuvo así durante todos estos años es que las grabaciones de púlsares nos empujan a explorar los límites de nuestra comprensión en las leyes de la física.

¡Feliz Cumpleaños Ian Curtis!