Simone Rocha, el poder del diseño irlandés

alt.SIMONE ROCHE_SS14ZOOM

Nacida en 1986 en Dublin, Irlanda, Simone Rocha tenía ya en su núcleo familiar la inspiración y pasión por la moda; su padre, John Rocha, también diseñador de moda sería quien marcaría la influencia de esta joven en la industria.

Simone describe sus diseños como modernos y fuertes, pero a su vez con una carga romántica; prendas pensadas para una mujer que quiere usar cosas bonitas pero con carácter. Ganó en el 2013 el premio de talentos emergentes en la categoría Womenswear de los premios British Fashion Awards.

Esta irlandesa es parte de la nueva generación de NEWGEN, donde se apoyan talentos emergentes dentro del mundo de la moda, con el fin de exponerlos de manera internacional, ayudándolos a establecer contacto con compradores, comités y plataformas que impulsen sus colecciones en diferentes niveles. Parte de los diseñadores que han sido ganadores y formado parte de esta selección en otras temporadas han sido: Alexander McQueen, Christopher Kane, Erdem y Matthew Williamson.

alt.SIMONE ROCHE_SS14_ORGANZA

En sus últimas colecciones, Rocha ha sabido interpretar de distintas maneras el estilo punk romántico que conforma la esencia de su marca homónima, recordándonos un poco el estilo de Vivienne Westwood.

En su colección para Otoño-Invierno 2014 usó como recurso la opulencia y exageración de las prendas con telas voluptuosas, estampados y accesorios recargados, tomando como excusa la temporada para cubrir a las modelos con diferentes capas de telas que iban desde encajes ligeros y delicados hasta telas mucho más pesadas como la lana. Simone revela que para ella el uso de capas en la época de la reina Elizabeth en la vestimenta de la mujer, representaba algo mucho más atractivo que la desnudez en si, provocando curiosidad por lo oculto.

Esta colección toma como inspiración en su rebeldía, carácter y fuerza a la reina Elizabeth y a Ana Bolena, ambas mujeres en una lucha constante por la igualdad y respeto a la figura femenina.

Por ultimo, en su colección Primavera-Verano 2015, jugó con la organza y sus transparencias, en tonos suaves y claros, así como rojos vivos y negros, mezclados con encaje y otros bordados, remitiéndonos a días de lluvia y al florecimiento de la primavera.

La diseñadora también tiene una colaboración con la marca J.Brand de vestidos, chamarras y pantalones, todos en mezclilla, con su inigualable toque y a precios accesibles. Tomó como referencia e inspiración el estilo preppy de una niña divertida y femenina. Las catorce piezas de la colección estarán a la venta a partir del primero de Diciembre en net-a-porter y j.brand.com. Es así que este talento irlandés se posiciona poco a poco dentro de los nuevos diseñadores con una voz clara y contundente, prestando atención a la fuerza en la delicadeza de los detalles y la forma de sus prendas.