Siete comentarios estúpidos sobre Coachella 2012, Segunda Parte

Continuación de la primera parte.

“…Creemos que le quita fuerza al festival el hecho de que sea en dos fines de semana…” 

Otra enorme estupidez, más cuando viene de gente que se dedica a armar conciertos. Venga, ese tipo de comentarios debería de estar reservado para alguna mesa redonda en  alguna convención de organizadores de festivales; o en las mesas de planeación del festival propio.

Lo hicieron en dos semanas. ¿Qué les molesta? ¿Que les rompen el sueño del festival como este evento único e irrepetible? Quizá en América, pero los europeos llevan haciendo el mismo festival en 8 países diferentes desde hace 15 años, cambia la marca de cerveza y la nacionalidad del inmigrante que te la sirve, el cartel no.

Incluso, así que digas memorable y que se plante en la mente de una generación o para una banda como un evento definitorio: de esos hay pocos y suelen ser únicos e irrepetibles por causas ajenas: lluvias, malas condiciones generales, incendios de botes de basura y adversidades que le generan a la gente mayor empatía con sus compañeros humanos y genera otra dimensión ajena a la búsqueda pura del placer de un espectáculo.

¿Se acuerdan de el año pasado cuando se acabaron los boletos antes de que pudieran romper el cochinito? Si fueron ¿Se acuerdan de lo lleno que estaba todo? ¿Sí vieron que la comunidad les quería quitar el permiso para el festival por la cantidad de fuereños que estaban ahí?

¿Creen que las bandas que tocan en Coachella lo ven como un evento definitorio en sus carreras? ¿Un sitio donde “lo tienen que hacer a la perfección”? Para nada. Coachella se convierte para muchas bandas en el salto de inicio para sus giras en América. Que lo hagan en dos semanas es particularmente bueno para los mexicanos que no pueden ir a Coachella. Esa semana entre festivales, muchas bandas, con contratos exclusivos de no tocar a determinadas millas a la redonda, podrán saltar a DF, Guadalajara y Monterrey a ofrecer shows… Promotores, pónganse vivos, vean oportunidades donde el resto ven conflictos. Y aprovechen que estas bandas lo que quieren es que les paguen. Bien. A ustedes les queda poco tiempo para que Ticketmaster los siga exprimiendo, y ustedes a nosotros los espectadores que sin consideración alguna pagamos lo que digan por cualquier espectáculo. Traigan a estas bandas que se están vendiendo mientras aún es negocio para todos.

 

Que me lleva a:

 

“Refu$ed” 

¿Qué tiene de malo que una banda quiera hacer lana? ¿Sólo se puede hacer buena música si no se puede vivir de ella? Sáquense la cabeza del culo y aprovechen. No, no están en su mejor momento. No, no han producido nada en años. Quizá sólo lo hacen por dinero, como cualquier otra banda. Quizá lo hacen por amistad, a mí me importa poco. Si estas reuniones presentan la posibilidad de material nuevo (que probablemente será malérrimo, pero siempre se mantiene la esperanza), o simplemente limar asperezas entre miembros de un grupo, está bien, luego se mueren miembros del grupo y nunca se perdonaron y qué pinche eso.

 

“Peor Coachella Ever” 

Esta es muy fácil: No ha pasado, no se puede argumentar sobre lo que no ha ocurrido. Cada año siempre está el vivales que dice eso, siempre lo habrá. Peor Coachella Ever si hay una tragedia plan Love Parade, Peor Coachella Ever si  Coldplay es la carta fuerte; o Jack Johnson, o Keane, o Snow Patrol. Peor Coachella Ever si no pasa.

 

Refiero de nuevo a los carteles…

 

Definitivamente no es la mejor edición hasta el momento, esa definitivamente se iría a la de 2004 con The Cure, el regreso de Pixies, Radiohead, Kraftwerk y con un montón de bandas que headlinearían ediciones futuras en las carpas.  Aún así, ese festival tuvo en puestos demasiado altos a Air, a Sparta y a Paul Van Dyk. A lo que voy es que no hay cartel de festival ideal para todos. Querer que todas las bandas que toquen sean del completo agrado y fanatismo de uno es un poco absorto en uno mismo y además de nada práctico. En un festival hay que tener pausas de cerveza y comida, pausas de baño, pausas de drogas, echarse 4 horas seguidas cantando y bailando es dificilísimo, más con la edad. Convierte 4 horas en 12 y multiplícalo por 3 días. Un maratón así es imposible, el cuerpo no da, para cuando estén las bandas que generan euforia masiva uno estaría en el piso.

¿Peor Coachella Ever una edición que trae a los Pulp y a los Buzzcocks reunidos? ¿Que reúne a Refused y At the Drive In? ¿Que finalmente le da su lugar como realeza a los Black Keys (si no creen esto les pido que se den El Camino y que vean la presentación de estos dos el año pasado, donde obligaron a la consola a subirle al volumen ante la cantidad de gente que se reunió a escucharlos)? ¿Que cierra con Dre y Snoop juntos (la frase “watch the throne” se convirtió de declaración presuntuosa en anuncio de precaución)? Incluso los clavados avant-garde tienen a los fIREHOSE para emocionarse, a Jimmy Cliff y Tim Armstrong también. Un festival que te pone tempranito a Fanfarlo, los Vaccines, Destroyer, Yuck, Wu Lyf , SBTRKT, Afrojack y demás bandas que está muy difícil que vengan a México, y más ahora que ya no existe el MX Beat, no es nunca mala opción. De los que han venido y ya se han visto están los Black Lips, el Big Pink, los Hives, shows que siempre son entretenidos. No, definitivamente no es el Peor Coachella Ever aunque haya presentaciones que no me prenden nada, lo cual me lleva a:

 

 

“¿Swedish House Mafia? Y David Guetta #pfff”

¿Se quejan porque Swedish House Mafia y David Guetta están? ¿En grandote? Han vendido el Madison en minutos (creo que más rápido que LCD) y consideremos lo siguiente:

Coachella se ha distinguido desde siempre por ser sitio de reuniones que se llegaban a ver complicadas. Han reunido a Jane’s Addiction (la segunda o tercera de las N reuniones que han tenido), a Siouxsie, a Pixies, a Gang of Four, a Love and Rockets, a Suede, al JAMC, a PIL, B.A.D., y RATM , han tenido a Blur (sin Coxon), este año ya vimos quienes se juntan. Por cada uno de esos actos legendarios que se reúnen por un verano para estar acomodados los próximos 5 años (toda una vida si saben mover su dinerito) un organizador tiene que desembolsar muy buena pasta que de ninguna manera se recuperaría si los pusieras a tocar solos… La respuesta: trae actos que seguro atraen gente, actos más baratos Y que no generan conflictos de intereses grandes con estas bandas “legendarias” o “relevantes” que estás trayendo. Si mis cartas de atracción son bandas de rock que atraen a la chaviza independiente que sólo escuchó de ellos por sus primos mayores,  no tengo que buscarle mucho para saber que tengo que traer actos de Eurotrance, “saico” y demás variedades de electrónica pitera: recordemos que el mal gusto es un fenómeno global y nacos hay en todos lados.

Este año pesa mucho Swedish House Mafia y Guetta, pero si analizamos carteles anteriores hay que anotar que Guetta lleva 2 ó 3 apariciones. Recordemos a Sasha y Digweed, a Banco da Gaia, a Tiesto, al Paul Oakenfold del silicón en la boca. A Paul Van Dyk, a Roger Sanchez y Hernan Cattaneo, Armin Van Buuren, Infected Mushroom, Louie Vega, Axwell, Skrillex y Duck Sauce… Que haya esos actos, en los slots que están es sumamente racional, en cuanto a negocio y en cuanto al mismo gusto de la gente. Hace dos años la cagué y fui a ver la presentación de los 2 many DJ’s qué fue en realidad un one man show del grande (el chico no llegó o tenía diarrea o vayan ustedes a saber), además un show que ya había visto 2 veces antes, el mismo, sin cambios y no vi a DEVO por eso, no vi a DEVO con James Murphy, no vi a DEVO tocando su mejor disco desde hace 20 años. Yo la cagué (soy muy fan de los Dewaele, me ganó el fanatismo), nadie me obligó, yo asumí que iban a traer por lo menos otro set, pero no. Era el mismo DJ Set que traían desde el 2009, ajustado con la pantallita, y para acabarla de cagar ni podía traer un pedo talla DF (a 13 dólares el vasito de fuerte o 9 la cerveza, exclusivo para beberse en el corral) y comprar drogas allá está arriesgado (o te tuercen o son variaciones de dosis y sustancias a las que no estás acostumbrado). Tuve que enfrentar a dos presentaciones que se me antojaba ver y elegí la peor, ni modo, pasa; si en el cartel me ponen cosas que definitivamente no tengo deseo de ver, me facilitan la elección.

Las reuniones y apariciones relevantes de este año tienen que financiarse de algún lado y qué mejor que sea de los bolsillos de chicos y chicas jóvenes que estarán luciendo sus cuerpos semidesnudos (a los fans de SHM y Guetta les encanta enseñar piel, y puedo asegurar que por eso tienden a cuidar ese aspecto de su persona mucho más que, digamos, un entusiasta de Godspeed You! Black Emperor, p.ej.) y que, como está definido por sus particulares gustos, sabemos que tienen pésimo criterio, lo cual aumenta tus posibilidades de fajarte con alguna de estas personas entre bandas o en la rueda de la fortuna (pero no mames, por nada del mundo vayas a la rueda de la fortuna, a menos que sea a fajar).

 

Continúa en la tercera parte..

Categorías

Editorial