ENTREVISTA EXCLUSIVA CON CLIVE OWEN

Clive Owen asistió al pasado Festival de Toronto apoyando no sólo un trabajo sino representando dos filmes, los cuales no podrían ser más distintos entre sí. Así es Owen, impredecible histrión que se ha convertido en uno de los intérpretes de carácter más interesantes de la actualidad. Ya sea un “croupier” atormentado, un infiel dermatólogo o un héroe futurista, el actor nos regala actuaciones que se caracterizan por su pasión e intensidad. Tuvimos la oportunidad de platicar con Owen durante su estancia en la ciudad canadiense a propósito del estreno de Killer Elite de Gary McKendry e Intruders de Juan Carlos Fresnadillo.

“La verdad, actuar es muy fácil. Vivir de la actuación es muy sencillo. Me queda claro que resulta un verdadero privilegio hacer lo que yo hago, viajar y vivir del cine, finalmente se trata de tener una carrera en lo que amas. En mi caso es el poder interpretar un personaje, reinventarte de esta manera. Esto un privilegio, por este motivo si alguien dice que el difícil, mejor que consiga un trabajo de verdad para poder vivir” nos dice irónicamente Owen al referirse al oficio de la actuación.

Y es que hubo un momento en donde vimos a Owen practicamente en todos lados. Hollywood descubrió al actor y decidió convertirlo en su próximo protagonista “de moda”, sin embargo la recepción de estas películas no siempre contó con la aprobación de la audiencia ( ¿recuerdan esa fatídica película sobre el Rey Arturo que presumía convertir al actor en una estrella internacional? )

“Hubo un punto en mi carrera donde estaba haciendo demasiadas películas, practicamente se trataba de un filme tras otro. Fue entonces cuando me cansé por primera vez de la actuación hace algunos años y me dí cuenta de que el ritmo con el cual estaba haciendo películas no era bueno para mí. Tomé la decisión de considerar siempre un tiempo prudente para preparar cada uno de los personajes. No me gusta empezar una película si no estoy listo para trabajar, necesito tomarme un tiempo prudente para estudiar el guión con tranquilidad. Hoy día me aseguro de que el ritmo de trabajo sea diferente y siempre me tomo un período de tiempo entre cada película” agrega Owen quien para su intervención en Killer Elite se preparó durante semanas para realizar personalmente las difíciles escenas de acción entre las que se encontraban peligrosas secuencias automovilísticas.

Killer Elite está someramente basada en hechos reales protagonizados por un grupo de asesinos a sueldos quienes son comisionados a ejecutar una peligrosa misión internacional durante la década de los ochentas, época donde precisamente el actor arribaba a Londres con el objetivo de convertirse en un actor clásico.
“En efecto, se trata de la misma época. Yo comencé con la actuación cuando ingresé a la Real Academia De Actuación. Recién me había mudado a Londres para empezar con mis clases de teatro. Fué una época memorable. Todavía me acuerdo del primer personaje que me dieron, justamente el que me inspiró a iniciarme en ésta carrera. Curiosamente fue en una obra de teatro escolar. Interpreté a Artful Dodger, un personaje que se quedó en el recuerdo de la gente”.

Killer Elite está basada en el libro “The Feather Men” de Ranulph Fiennes, una novela supuestamente inspirada en hechos reales acerca de una vengaza realizada por un Sheik de Dubai quien cobró revancha por la muerte de sus hijos, sin embargo, el gobierno ha negado rotundamente el que los hechos se hayan llevado a cabo.

“He trabajado en varios proyectos que se basan en hechos reales o en libros que, a su vez, estan inspirados en personajes verdaderos. Soy un creyente de que una vez que son adaptados al cine, las historias se tienen que transformar para el beneficio de medio por lo que me baso exclusivamente en el guión, en el propio libreto el cual dicta la manera en la que será interpretada la historia. Por ejemplo, si adaptas una novela épica no puedes empezar a rodar pensando en que se trata de una novela. Tienes que decir: esto es lo que estamos haciendo ahora. Por supuesto que ser parte de algo, pero se trabaja en un filme a partir del guión, por lo que el libro no me fue muy últil en la película, me interesaba más la historia que estábamos creando nosotros” concluye el actor.
Desde el Festival de Toronto, en exclusiva para noiselab @oscaruriel

Categorías

Blog, Otros