Hugo Quezada: Artesanía Analógica en la era del software

IMG_9594 copia

Por Jacobo Vázquez

En la cadena de la música electrónica mexicana existen muchos eslabones que son importantes para entenderla, desde el mítico Juan García Esquivel, Jorge Reyes, Walter Schmidt, Carlos Robledo, Carlos Alvarado, Carlos García, Mateo Lafontaine… hasta llegar a Hugo Quezada. Tras la disolución de su banda Robota, Hugo ha comenzado un camino muy interesante como músico invitado y productor; esta última faceta la lleva a cabo desde su estudio de grabación llamado Progreso Nacional, donde su gusto por las propuestas arriesgadas ya empieza a dar frutos, muestra de ello es el aclamado álbum debut de Aarón Bautista, considerado uno de los mejores discos nacionales de lo que va del 2014. Platicamos con Hugo desde el centro de operaciones de Progreso Nacional

IMG_9577 copy

JV: Háblanos del equipo que tienes aquí en tu estudio

Hugo: Todo este equipo que ves aquí es el fruto de 25 años de andar hurgando en los mercados de pulgas, tianguis y lugares extraños de la Ciudad de México. De chavo era muy fan de grupos como Sonic Youth o los Flaming Lips, así que un simple pedal ya no me satisfacía, así que comencé a clavarme más en los sintetizadores y cajas de ritmo. A mí no me interesaba tocar acordes, lo que yo quería era producir otros tipos de sonidos o “ruidos”. . Era una época muy interesante, ya que mucha de la gente que tenía este tipo de instrumentos los empezó a vender en los noventa, porque los consideraban obsoletos, a mí eso me convenía porque curiosamente algunas de las cosas que tengo aquí las cambié por licuadoras o herramientas que les robaba a mis padres.

Y concretamente, tengo equipo que siempre había querido tener y que caracteriza las cosas que yo hago musicalmente, por ejemplo; tengo toda la serie MS 20 de Korg que los ocupo básicamente para hacer percusión y mi Mellotron, que sin duda es la pieza que más atesoro, porque fue de los primeros sonidos con los que me obsesioné, quizás tenía como ocho años cuando escuchaba los discos de los Moody Blues de mi papá. De hecho es la pieza más cara que he comprado, pero era algo que yo debía de tener.

JV: Lo que más tienes en tu estudio son sintetizadores, ¿verdad?

H: Sí, básicamente. En algún momento llegué a tener como 80, algunos los tenía repetidos, algunos no servían pero utilizaba sus piezas para crear otros y de esa manera la colección empezaba a crecer. Como lo mencioné, en los noventa este tipo de instrumentos se vieron rebasados por los sintes digitales, y la verdad es que los sintes análogos pueden llegar a ser un dolor de cabeza; se desafinan, son muy inestables, no son nada confiables puedes estar tocando muy bien y de repente el sonido cambia. Pero definitivamente tienen una calidad de sonido única. Me encanta jugar con las limitaciones, eso te hace más creativo.

JV: Nos podrías decir qué artistas y en qué discos fueron utilizados este tipo de sintetizadores

H: Mira, tengo un Arp Odissey que ese el sonido del álbum Metamatic de John Foxx, hay gente que me tira de a loco porque yo creo que el material con el que están hechos los sintetizadores repercuten en su sonido, éste por ejemplo está hecho de pura lámina, por eso su sonido se distingue de los demás. Aquí tengo un vocoder VP 330, éste igual fue utilizado por gente como Ultravox, OMD y el mismo John Foxx. Tiene un sonido de cuerdas y de coros que fueron muy representativos en la década de los años 80. El Mellotron que es famoso por la intro de “Strawberry Fields Forever” de los Beatles. También tengo un Júpiter 8, se dice que la década de los 80 le deben su sonido al Jupiter 8 y al Prophet 5. Recuerdo que cuando fui por él, al llegar a la casa empecé a probar sus presets y cada uno me recordaba a una canción, de repente decía “esto es Duran Duran o de A- Ha o de Devo” De hecho, este Júpiter 8 perteneció al grupo que acompañaba a Angélica María cuando se iba de gira. Ahora existen un montón de reediciones de estos sintes, algunos muy mejorados ya con entrada Midi. A mí me sigue gustando la historia que traen los modelos clásicos, porque en aquellos años, sólo la gente de mucho dinero tenía acceso a ellos, entonces si le rascas, descubres que pertenecieron a figuras importantes, por ejemplo, tengo sintes que pertenecieron a Rockdrigo, Cecilia Toussaint, Lucha Villa, Chico Che y hasta los Bukis.

JV: ¿Con quién compartes este universo por equipo como éste?

H: Hay gente que empezó como yo comprando en mercado de pulgas y la gente que se dedica a hacer este tipo de música como Martin Thulin o Alexis de Jessy Bulbo y el otro grupo de gente como Diego el de Los Licuadoras, que igual no está muy clavado en la escena pero que compartimos el gusto por este tipo de equipo. Creo que un punto importante, es que este tipo de afición no es para toda la gente, se necesita mucha paciencia, y hubo muchos que se desesperaron y lo fueron dejando al final.

Yo creo que el atractivo de este tipo de instrumentos es su parte estética, se ven bien arriba en un escenario. Y bueno, creo que hay gente que en últimas fechas han sabido aprovechar las bondades de este tipo de instrumentos, gente como Martin Thulin, Silverio y Alexis de Jessy Bulbo.

JV: ¿Qué opinas de los primeros rockeros mexicanos que empezaron a utilizar este tipo de instrumentos?

H: Bueno, creo que es muy interesante las cosas que hicieron, por ejemplo Size en su momento quiso utilizar este tipo de instrumentos para sonar a la vanguardia de los comienzos de los años 80, lo que me llama la atención es que lo hicieron quizás de una manera muy naive, no hay que olvidar que eran los años 80 en México. El caso de Syntoma es cosa aparte, la portada de su LP es brutal, creo que Mateo Lafontaine supo sintetizar perfectamente el concepto, a mí me recuerda mucho a las portadas de Cabaret Voltaire. Sin duda, Size fue el grupo que tenía una visión más periférica de lo que pasaba en ese momento.

JV: ¿Cómo ves a la escena actual que se interesa por ese tipo de sonidos?

H: Cada vez me he vuelto más ermitaño, y casi no salgo, pero he notado que hay una situación de inmediatez producida por el uso de la computadora. Ahora mucha gente tiene sintes análogos sólo para validarse, algo muy parecido a lo que ocurrió con los vinilos. El uso de la computadora ha hecho que hacer música electrónica se haya vuelto estúpidamente fácil, de hecho la publicidad de Ableton dice “Better music, faster”  y yo me pregunto, para qué quiero hacer una canción en dos minutos, quizás sea  un lógica de un publicista, eso a mí no me interesa, y desafortunadamente mucha gente está teniendo esa lógica. Desde mi punto de vista, no he encontrado en la escena a alguien que le dé un enfoqué diferente o atractivo al uso de los sintes análogos.

JV: ¿Utilizas este equipo para grabar a las bandas que vienen a Progreso Nacional?

H: Sí, la verdad es que me tomo el rollo de la producción muy en serio. Me gusta proponer cosas, transformar las canciones a través de propuestas que pueden sonar muy descabelladas en un principio pero que al final producen cosas muy interesantes, y sobre todo diferentes.

IMG_9573 copy

JV: Pasado, presente y futuro de Progreso Nacional

H: El pasado fue “Flea Market” hasta más no poder (risas). Ahorita tengo muchísimo trabajo, está padre porque estoy trabajando con bandas que me gustan mucho, porque son bandas que saben lo que quieren decir, y a parte me han buscado para trabajar con ellos, es muy interesante que ya te reconozcan por tu trabajo y por un sonido en específico que puedas lograr. Y para adelante, no sé; de esto obviamente no se vive, luego también hago cosas como de publicidad, que es lo que realmente deja dinero. Me gustaría trabajar más con bandas para poder dejar atrás lo de la publicidad, poder dedicarme completamente a lo que me gusta. Pero me considero afortunado porque de diez años para acá puedo decir que he podido vivir de la música.

JV: ¿Algún proyecto personal en el que estés trabajando?

H: Mira, en el 2010 tenía ideas para hacer cinco discos diferentes, pero por cuestiones de trabajo he dejado un poco atrás todas esas ideas. Ahora sinteticé todo lo que tenía en la cabeza para hacer sólo un disco. He estado trabajando en él cada vez que tengo un tiempo libre, yo creo que este año no sale, porque tengo mucho trabajo de aquí a que acabe el año, pero ojalá el próximo año sí logre sacarlo. Va a tener todo este enfoque a lo John Foxx. Ojalá pase.

IMG_9584 copy