Así fue la presentación de The Human League en la CDMX

El grupo británico The Human League se presentó en el Pepsi Center WTC de la CDMX donde los fans ovacionaron y cantaron un alto porcentaje de las canciones, ya que algunos crecieron escuchándolos y otros que les tocó recién conocerlos. ‘Sky‘ fue el tema abridor, seguido de ‘Mirror Man‘, el primer gran clásico de la noche que fue acompañado con visuales y una crítica a la vida moderna. Esta fue su carta de presentación con esta ciudad que jamás habían visitado.

La agrupación demostró que su música nunca pasará de moda y que siempre seguirá siendo relevante hasta que vuelva a existir una revolución musical nunca antes escuchada, pues al concierto asistieron tanto contemporáneos como jóvenes.

Su actuación fue de menos a más, en todo sentido, desde los temas más bailables hasta los más tristes o reflexivos, la atmósfera de temas como ‘Seconds‘ o ‘Human‘ fueron altamente emotivos.

Con The Human League pasó algo positivo para los amantes de la nueva escuela, pues interpretaron muchos éxitos del pasado y sobre todo de su icónico disco DARE, así como piezas de sus últimas aportaciones, el cual los ha colocado otra vez en el gusto del público internacional empujados por esta ola de nostalgia ochentera.

El concierto tuvo sus momentos más altos con ‘The Sound of The Crowd‘, el primer sencillo de altas proporciones que tuvieron, para después dar paso a otras interpretaciones como ‘The Things That Dreams Are Made Of‘, ‘Open Your Heart‘, ‘Love Action‘ con visuales muy mexicanos en forma de esqueletos tradicionales del día de los muertos para después dar paso al hitazo ‘Don’t You Want Me‘.

Phil Oakey y compañía no se quedaron en el pasado, inventaron un futuro que funciona como presente en pleno 2018, tienen sus valores clásicos muy asentados, suenan mucho mejor en vivo y con el paso del tiempo, se han convertido en un grupo que toca de una manera más fluida y hasta energética con esas coristas hermosas. Para finalizar el concierto, los británicos terminaron con la oscurísima ‘Being Boiled‘ y la muy luminosa ‘Together In Electric Dreams‘, dos polos que manejan como nadie más.


Fotos: Jesús Quintero