Roman Flügel en la CDMX

Roman Flügel es uno de esos personajes a quienes basta con acercarse un poco para darse cuenta de su total obsesión con todo lo musical. No cualquiera logra dedicar con éxito su vida a mezclar, crear y promocionar música de otros a través de un sello. Tal es el caso de este alemán DJ, productor y creador de los labels Ongaku Musik, Klang Elektronik y Playhouse – los tres referentes obligados en su momento y en sus diferentes líneas para la electrónica contemporánea-.

Flügel, un artista de gran refinamiento y prolífico como pocos, comenzó sus andadas musicales apenas arrancada la década de los noventa, tiene en su haber diversos aliases y proyectos, entre los que destacan Alter Ego, Soylent Green y Roman IV, lleva ya veinte años lanzando incontables sencillos, EPs y nos ha dado a la fecha cinco álbumes con su propio nombre.

Igualmente influenciado por la simpleza de Chicago y Detroit que por las intrincadas construcciones sonoras IDM del primer Warp Records, Flügel es reconocido sin titubear por las publicaciones de música electrónica más prestigiosas como “uno de los más grandes nombres de la escena electrónica alemana”, alguien que es capaz de transitar tanto en su propia música como en sus sets fluidamente de las sutilezas del Ambient y las redes neuronales del IDM a los cuatro cuartos del House y el Techno, abarcando en el inter muy diversos matices de toda esa sustancia electrónica inclasificable a la que simplemente nos referimos como Leftfield.

Como DJ, con sus revisiones llenas de inteligencia y sensibilidad rítmica, en las cuales cada groove respira y toma vida y espacios propios sumando fuerza al set completo, Flügel es capaz de encender cualquier pista del mundo, ya sea en un escenario íntimo como los de un Boiler Room, o en recintos consagrados – Amnesia, Robert-Johnson o Berghain-Panorama-. Acid ¿house?, puede ser, pero entendido no como un género unidireccional que avanzará sobre una línea predecible a lo largo de la noche, sino como una revisión viva y dinámica de lo ácido en la electrónica contemporánea.

Boletos:

Entrada general: $250

Sede:

Foro Normandie