Tener árboles en una ciudad beneficia a la economía

‘Hay un libro abierto siempre para todos los ojos: la naturaleza’ Jean-Jaques Rousseau.

Para que una ciudad sea considerada megalópolis debe contar con más de 10 millones de habitantes, cifra que incluye a la Ciudad de México, donde tenemos el primer lugar en tráfico del mundo, solo imaginemos toda la contaminación que aquello causa. Recientemente, la revista Ecological Modeling publicó un artículo acerca de un estudio que comprobó que cada megalópolis debería empezar a poner más atención sobre hacia donde dirige su presupuesto, pues no es para nada una mala idea enfocarlo en infraestructura verde.

El estudio fue realizado por investigadores liderados por Theodore Endreny del SONY’s College of Environmental Science and Forestry. Diez ciudades fueron tomadas como muestra para determinar el aproximado de árboles existentes en cada una, esto se hizo con el modelo I-Tree desarrollado en el 2006 que consiste en tomar fotografías aéreas de Beijing, Buenos Aires, El Cairo, Estambul, Londres, Los Angeles, CDMX, Moscú, Bombay y Tokio. Para todas las ciudades, los investigadores estimaron que al año se ahorran 505 millones de dólares repartidos en lo siguiente:

  • 482 millones al año por contaminación del aire
  • 11 millones por remediación de aguas pluviales
  • Medio millón en costos por calentamiento o enfriamento
  • 8 millones en secuestro de CO2

Enfocar el presupuesto de una ciudad hacia la infraestructura verde es una propuesta bastante atractiva que no debería ser menospreciada, la densidad de población comparada con la densidad de árboles arroja datos favorables especialmente para las megalópolis. Se estimó un promedio entre las 10 ciudades de 661 kilómetros cuadrados, y un potencial de sumar otros 455 kilómetros cuadrados para mejorar la salud en la vida cotidiana del citadino.

Si te interesan artículos en los que se discuten temas tanto de urbanidad como de calidad de vida en la ciudad, visita nuestra sección de Movilidad.