Uber se queda

 

sequeda3

Como hemos mencionado en artículos anteriores, el vacio legal generado por la incursion de Uber en nuestro país, había generado la molestia de grupos de taxistas, principalmente en el Distrito Federal.

Durante mucho tiempo el gobierno de la ciudad evadió su responsabilidad como autoridad y permitió que el conflicto, entre taxistas y los servicios de aplicaciones como Uber o Cabify, creciera y se polarizara.

Debido a las manifestaciones generadas por el gremio de los Taxistas, y tras mucha insistencia de los ciudadanos, el gobierno ha planteado de manera oficial una nueva legislación que permitirá a los servicios como Uber y Cabify operar de manera legal.

El convenio al que se llegó con Uber y Cabify comprometerá a ambas empresas a seder 1.5 % de los ingresos obtenidos en cada viaje. Este dinero irá destinado a un fondo para la mejora de los servicios de taxi y las propias plataformas de las aplicaciones (aunque no se detalla el como se harán estas mejoras). El fondo será llamado “El fondo del taxi, la movilidad y el peatón”.

 ubermexico

Además de este nuevo “impuesto” del 1.5%, los automóviles que se incorporen a Uber o Cabify necesitarán cumplir con requerimientos más estrictos: Contar con calcomanía cero, ser unidades con un costo superior a los 200, 000 pesos y colocar en un lugar visible el permiso de la SEMOVI. Otros cambios dentro de estos servicios, obligará que reciban pagos en efectivo o con tarjetas de prepago y hacer base.

Esperemos que estos cambios permitan la convivencia entre taxistas y los servicios a través de aplicaciones. Ya que la competencia justa ayuda a que los usuarios tengamos más y mejores opciones.

 

Categorías

Movilidad