5 razones para no perderse a The Human League en la CDMX

Es innegable la influencia que The Human League ha tenido dentro de la música electrónica desde su fundación en 1977, pasando por varias alineaciones y radicalizando la música popular. Además esta banda ha dejado un gran impacto con altas y bajas de como entendemos la música hecha con sintetizadores. Por eso armamos esta lista hecha con 5 razones para no perderse la presentación de los liderados por Phil Oakey.

1.- El origen. Fueron pioneros en tocar con puros sintetizadores y aunque en sus inicios eran comparados con Kraftwerk (por que usaban la misma marca de sintetizadores), ellos siempre quisieron ser una banda de música pop. Todo esto a raíz de que escucharon ‘I Feel Love’, el mega hit de Donna Summer producido por Giorgio Moroder, dando paso así a un grandísimo protagonismo y que nos dejaría una serie de canciones icónicas que nos sirvieron para entender la música ochentera hecha con teclados.

2.- Marcando el camino. La banda comenzó a abrir un camino a otra serie de grupos que muy pronto empezarían a imitar su sonido. Después de su sencillo debut ‘Being Boiled‘ y de recibir una buena aceptación, The Human League junto a su alineación original conformada por Phil Oakey, Ian Craig Mash y Martyn Ware más la integración de Ian Burden y Jo Collins, presentaron un nuevo sencillo titulado ‘The Dignity Of Labour‘, canción que fue dividida en cuatro partes y en donde la música se impone a la voz. Esto se consideró toda una revolución para lo que se hacía en la música de ese entonces y que capturó a muchos jóvenes aficionados que descubrían ese tipo de producciones tan futuristas.

3.- Ruptura y avance. Phil Oakey supo reponerse a una ruptura interna y el abandono de los miembros fundadores de la banda porque tenían ganas de volverse más experimentales, Oakey quería suavizar de alguna manera toda esa experimentación con el fin de que los tocaran más seguido en la radio y llegaran a los charts del Reino Unido. Para esto, Phil integró a dos vocalistas bastantes carismáticas: Joanne Cahtedral y Susan Annn Sulley, quienes iban a inyectar de nuevos aires las composiciones de la banda y que marcaban sin saberlo, el comienzo de la escalada a la cima del éxito.

4.- El éxito implacable de Dare, su obra maestra. Con este asombroso disco, The Human League abriría miles de puertas hacia los mercados en los Estados Unidos, al synth-pop que se hacía en el viejo continente y a diversas creaciones que hasta ese momento la música pop no ofrecía. Dare fue respaldado con grandes temas como ‘Open Your Heart’, ‘Love Action’, ‘The Things That Dreams Are Made Of’, ‘The Sound Of The Crowd’ y el más popular pero a la vez espectacular de todos: ‘Don’t You Want Me’. Esta canción fue un acontecimiento musical sin precedentes y me atrevo a decir que es una de las más importantes dentro de la historia de la música moderna, además de que los puso en la mira de todo el mundo y les hizo alcanzar el éxito que tanto habían buscado desde sus dos discos anteriores.

5.- Su primera visita a la CDMX. Por todo lo anterior no deben perderse esta presentación de The Human League. Jamás nunca antes nos han visitado y una de las más increíbles noticias que presentan en este tour es que retoman muchos temas que los llevaron al éxito, desde sus inicios hasta sus etapas más oscuras, también las más populares y hasta las que jamás te imaginaste poder escuchar. Phil Oakey conserva esa esencia y esa voz como si nunca hubiera pasado el tiempo sobre el, de igual manera los cantos de Joanne Cahtedral y Susan Annn Sulley siguen tan brillantes como siempre. Sin duda es una oportunidad inigualable para formar parte de la historia de una de las bandas más importantes que han existido en su género, y de las cuales, ya no existen hoy en día hasta que el tiempo nos pruebe lo contrario.

No se pierdan la oportunidad de ver en vivo a estas leyendas del synth-pop y adquieran sus boletos ¡YA!