Así fue la presentación de Erasure en la CDMX

Vince Clarke y sobre todo Andy Bell solo necesitan un contoneo de caderas, una amabilidad sutil y un lenguaje en español fluido para simpatizar con los asistentes. La presencia de Erasure con ‘Oh L’Amour‘ explota inmaculada bajo la estructura del recinto, una lluvia de colores en el escenario reflejada  en 3 rectángulos, las pantallas, 2 bailarinas y coristas han conseguido que la CDMX vibrase desde la primera estrofa.

Muy conectados con ellos mismos, el dueto se presenta  contundente con el tour de su nuevo disco World Beyond, con su característico estilo de synth pop que les lanzó a la fama en los 80 y que durante todo el concierto ofrecen un viaje a través del tiempo, principalmente con temas como ‘Love To Hate You‘, ‘Always‘ y ‘Sometimes

Vince, equipado en las alturas de su estructura comanda la velada, lanza las pistas, toca el sinte y la guitarra y también se da tiempo para bailar en ocasiones muy disimuladamente. Quizás los temas de su nuevo disco fueron los menos acogidos entre los asistentes sin embargo no dejaron de bailar, eso demuestran el cariño y respeto que le tienen.

Y así, logrando esa conexión, consiguieron arrancar los gritos de un público que se ha entregado a los movimientos espasmódicos y provocativos de Andy Bell, junto a los grandiosos rangos vocales que aún alcanza, esos momentos sin duda han sido de los más emocionantes y aplaudidos. Al fan, le gusta ver contento a su artista sobre el escenario.

Pasada la mitad del concierto el ritmo no ha decaído sino todo lo contrario, está por llegar al clímax y el Pepsi Center WTC es una pista de baile. Un derroche de energía que puso al público a la merced de la banda, al ritmo que ellos quieren.

El broche de la velada ha llegado con un pastel de cumpleaños sobre el escenario para Andy Bell seguido de ‘A Little Respect‘, su tema más conocido pero en eso radica su belleza, porque en realidad por más sonado que esté es una obra maestra, la atmósfera que crea con todos los fans coreando es inexplicable. Ninguno ha quedado decepcionado.

Erasure ha demostrado que, a pesar de que la crítica no acompaña sus últimas composiciones y sus largas ausencias entre disco y disco no significan nada cuando tienes a tus fans apoyándote en cada presentación, su capacidad y entrega sobre el escenario sigue intacta.

Sus casi 32 años de carrera que iniciaron con aquel Wonderland de 1986 les avalan y los mantienen entre los consentidos del público.


Fotos por: Jesús Quintero