EBM: La escena que llegó para quedarse en México

El término Electronic Body Music, popularmente conocido sólo como EBM, fue originalmente concebido por Ralf Hütter de la popular banda de música electrónica alemana Kraftwerk, cuando lanzaron el disco The Man-Machine en 1978 para explicar el sonido mucho más físico de esta producción. Un par de años después la también banda alemana, Deutsch Amerikanische Freundschaft, mejor conocidos como DAF utilizaron el término ‘Körpermusik’ (música del cuerpo) para describir su sonido.

Aparte de los ya mencionados otros exponentes de esta primera etapa de EBM o que al menos que contribuyeron a la creación de esta escena fueron Cabaret VoltaireThrobbing Gristle, con Genesis P-Orridge a la cabeza y Liaisons Dangereuses por mencionar algunas. La banda belga Front 242 también utilizó el término para describir la música de su disco No comment! lanzado en 1985 y que hoy en día se ha convertido en un clásico.

Otro grupo insignia del movimiento EBM fueron los británicos Nitzer Ebb, conformados por Douglas McCarthy, Vaughan ‘Bon’ Harris y David Gooday. ‘Let your body learn’, sencillo lanzado en 1987 puede considerarse uno de los himnos del movimiento. Recientemente en 2016, Douglas McCarthy formó junto con Cyrus Rex, Black Line adoptando un enfoque basado en la colaboración, el proyecto ha visto en sus líneas a gente talentosa del género, como es el caso del compositor Anthony Baldino y el productor de Skinny Puppy, Mark Walk, entre muchos otros, contribuyendo cada uno a un sonido en constante evolución.

Por otra parte en los años de surgimiento del EBM también tendría repercusiones en el resto del mundo donde pronto hubo escenas y bandas locales que retomaron el movimiento. En México Decada 2 surgió en 1985 como una de las bandas pioneras de esta escena bajo la batuta de Mateo La Fontaine y Carlos García. En un artículo de hace unos años Mateo cuenta: “En aquellos años, me obsesionaba hojear libros de parafernalia soviética, programar secuencias con mi Roland TB 808 para Década 2, y definir mi estilo personal:  me cortaba el pelo con reglas y escuadras para lograr una geometría perfecta.”

Uno de los lugares clave donde esta agrupación se presentaría sería el legendario Disco  Bar Nueve, espacio emblemático de finales de los 80 en la ciudad de México. Un antro gay situado en  la calle Londres, en la Zona Rosa que estuvo abierto de 1974 a 1989, que fue un hito en la cultura como narra Guillermo Osorno en el libro Tengo que morir todas la noches. Una crónica de los ochenta, el underground y la cultura gay (Debate).

Desde luego que una parte muy importante del movimiento tenía que ver con la estética, en este sentido lo industrial y la escena dark eran muy cercanos al EBM, que incluso posteriormente se asociaría también con el cybergoth.

Una gran oportunidad para ver a bandas y músicos que fueron fundamentales en la escena EBM y que hasta nuestros días siguen influenciando a muchos artistas y generaciones, será la primera edición de Cntrl Fest que se llevará a cabo el 25 de abril en el Pepsi Center WTC y en la que además de Front 242Black Line (miembros de Nitzer Ebb) y Década 2, participarán como estelares Gary Numan, con un nuevo show, y The Horrors, una banda que sin duda le debe mucho a esta escena y que también presentarán su nuevo disco por primera vez en nuestra ciudad.