Entrevista: Belle and Sebastian quieren hacerte bailar

belle-and-sebastian

Por muchos años la banda escocesa Belle and Sebastian ha sido emblema musical de todo lo bueno y positivo que ofrece la vida, sea una gran novela juvenil, contemplaciones lúdicas sobre lo romántico de cada día o todas esas instancias de rebeldía ilustrada y situacionismo post-naif. Su más reciente disco, Girls In Peacetime Want To Dance, es más incisivo en el pop electrónico que recuerda a muchos de los grupos de spanish pop que han inspirado a lo largo de los años, pero sin dejar a un lado esa distinción otorgada por las canciones de su líder Stuart Murdoch, quien ha mantenido a flote esa unidad sensible de conceptos y sentimientos eternos de adolescencia.

Platicamos con Chris “Beans” Geddes, tecladista y miembro fundador de Belle and Sebastian, también estrella de portada del disco The Boy With The Arab Strap, sobre la música de Glasgow, los fans acérrimos de la banda y de cómo éstos no pueden parar de bailar.

Beans-B&S

Hola Chris, ¿cómo estás?

Muy bien gracias, voy en camino a ver un juego de soccer de los Celtic FC en un pub de Los Ángeles, no es una mala manera de pasar el día.

Platícame cómo fue crecer en Glasgow y cómo esto te ayudó a ser músico.

La cultura musical de Glasgow siempre ha tenido un gran impacto en el grupo. Yo crecí en un pueblo a 30 millas de Glasgow y, cuando me enteré de la música independiente, fue algo grandioso, que otras bandas de otras ciudades hayan hecho de Glasgow una capital musical, como Primal Scream, The Jesus and Mary Chain, Teenage Fanclub y The Pastels. A medida de que fuimos creciendo y haciendo lo nuestro pudimos apreciar la relevancia de estas bandas y de nosotros también ser parte de esta cultura musical, pues siempre hizo una gran diferencia. La gente de Glasgow siempre ha tenido buen gusto musical y siempre ha mantenido un gran interés en la música de otros lugares, desarrollando así un amplio y variado gusto musical.

Una de mis bandas favoritas de ahí es The Blue Nile, ¿los conoces?

Sí, no los conozco personalmente, pero sé que Stuart es un gran fan de sus discos. A mí no me gustan tanto, el diseño de sus discos tiene ese esa limpieza muy pulcra de los 80s que no me interesó mucho, pero sí, tengo mucho respeto hacia ellos.

¿Y, cuál es tu banda favorita de Glasgow?

Para mí, los mejores siguen siendo Teenage Fanclub, cada disco que han hecho ha sido muy interesante, los conozco como personas y amigos, pero también soy fan y amo ir a verlos en vivo. Ellos son los mejores.

Y hablando de ser fan, siento que los fans de Belle and Sebastian son muy cálidos y apasionados. Hay una devoción muy grande hacia la banda tal vez no vista desde Morrissey. ¿Te sorprende eso?

No sé si realmente me sorprende esto. Y me siento realmente honrado de estar en esta situación. Obviamente tiene que ver con las canciones que Stuart compone y la forma como éstas conectan con la gente. Lo puedo entender, por el tipo de persona que él es. Tiene mucha empatía por las personas y eso se refleja en sus canciones. Es de las personas que se queda después de un concierto para platicar con el público. Nunca toca para después desaparecer. Pero hay una correspondencia, ya que nosotros también tenemos un afecto hacia la audiencia, porque es la gente que compra nuestra música y vienen a disfrutar del concierto, lo que nos permite seguir haciendo lo que amamos. Es de ambos lados la relación.

Mi amiga Peras y Manzanas dice que el típico fan de Belle and Sebastian es una chica, nerdilla, inteligente, creativa e independiente. ¿Crees que eso sea algo justo mencionar o hay más de un tipo de fan de Belle and Sebastian?

Creo que eso es algo justo por mencionar, pero también creo que tenemos todo tipo de fans. Hemos visto en giras recientes a fans más jóvenes, gente de nuestra edad que ha seguido a la banda desde el inicio y gente nueva que nos ha conocido en diferentes momentos, pero sí, una gran parte de nuestra audiencia es gente con ese tipo de sensibilidad que mencionas. Aunque también hay fans que tal vez no son tan apasionados, pero que alguna canción ha sido parte de sus vidas y por esa razón nos siguen.

Peras y Manzanas también pregunta: ¿cuál sería el himno para esos fans más acérrimos?, para esos fans tipo Club de Jóvenes Werther.

Creo que una canción como Ever Had A Little Faith?, es justo ese punto de vista. Creo que Stuart trata siempre de mostrar un punto de vista optimista. Muchas de las cosas que me gustan a mí vienen de lugares más obscuros, pero Stuart escribe desde un lugar en donde hay más luz.

Sus conciertos son justo eso, como reuniones muy optimistas, súper buenas vibras. Me recuerdan mucho a la dinámica de ¡Viva la Gente! o a un coro de iglesia.

Sí, nos gusta mucho la música soul y gospel y eso siempre levanta el ánimo. Y justo eso es lo que nosotros tratamos de lograr. Cuando hemos estado en los EUA y hemos ido a alguna iglesia gospel, esa vibra está ahí en la atmósfera, es algo muy incluyente y definitivamente algo con lo que nosotros tenemos una cercanía.

Y bueno también hacen bailar mucho a la audiencia, especialmente en este último disco, Girls In Peacetime Want To Dance.

Sí, la gente ha comentado justo eso sobre el disco, lo bailable que es. Siempre hemos disfrutado salir a bailar, así como la música que hace a la gente bailar. Y claro, hacer este tipo de música que le dé a la gente esas ganas de bailar.

Estaba leyendo su entrada en Wikipedia y me hizo gracia que dijera que Belle and Sebastian ha logrado un limitado éxito comercial.

Creo que es verdad. Hemos sido afortunados en poder hacer una carrera de nuestra música pero nunca hemos tenido una canción que haya sido exitosa y que alguien común y corriente en la calle conozca. Sí, es verdad lo que ahí dice.

¿Y sí es algo que buscan? Es decir, ¿Tratan de llegar a un público más amplio cuando escriben sus canciones, o simplemente las cosas son así, sin tratar de forzarlo?

Es gracioso también eso, casi una paradoja. Tengo la idea de que a Stuart le gustaría tener un público más amplio, pero creo que no está preparado y no es calculador en ese aspecto para lograrlo. El escribir canciones siempre viene primero. Yo también puedo ver el por qué no tenemos un público más amplio, nuestras canciones son un poco peculiares, con palabras poco comunes y no necesariamente hablan de las cosas generales, blandas y universales que terminan convirtiéndose en grandes éxitos comerciales. Creo que nosotros perseguimos el arte que hacemos y no tanto alguna ruta que nos traiga mayor éxito.

Belle and Sebastian se presentan el próximo 26 de agosto en el Pepsi Center, un concierto del 9˚ aniversario de la revista Indie Rocks!. Boletos aún disponibles en Ticketmaster.