Joy Division en la portada de la NME 1979

13879307_1257897877562252_5026037362941151812_n

Para 1979 el post-punk en la escena musical de Manchester explotaba con tal intensidad que se convertía en el centro de atención de aquellos que buscaban, entre los lugares más oscuros, los tesoros desconocidos. El surgimiento de Joy Division se debió a las circunstancias únicas de tiempo y entorno, y aunque para la mayoría fue Ian Curtis el detonante de la creación de este sonido que se convirtió en leyenda, no podemos dejar de agradecer el gran talento de quienes lo acompañaron, Peter Hook y Bernard Sumner (después se uniría Stephen Morris), ayudados por uno de los enormes cerebros y grandes productores de aquella época, Martin Hannet, el co-culpable de la creación de ese monstruo que puede ser etiquetado como oscuro, intenso y emocional.

Sería tal el impacto que generó Joy Division y el advenimiento del Post Punk, que la revista NME, un 11 de agosto de 1979, les dedicó su portada. Lo que ahora apreciamos como una página histórica a manera de efeméride, en su momento fue clave para entender el surgimiento de todo un movimiento.

Unknow Treasures

Para la mayoría sólo nos queda imaginarnos cómo hubiera sido la experiencia de presenciar un concierto de Joy Division en persona…