22 años del álbum ‘Mellon Collie and the Infinite Sadness’

Existe una relación significativa con el épico Mellon Collie and The Infinite Sadness‘ cuando en 1995, The Smashing Pumpkins logró un disco que solo los adolescentes podían amar y para muchos fue lo único que necesitaban.

Han pasado 22 años desde el lanzamiento de un álbum que marcó una década en 28 canciones. Christopher John Farley, de la revista Time, llamó al álbum como ‘el más ambicioso que ha conseguido la banda hasta ahora’. Además de que Time lo seleccionó como el ‘Mejor álbum del año’ en su lista ‘Best of 1995’.

Durante su grabación utilizaron una variedad de instrumentos, como una orquesta en ‘Tonight Tonight’, loops y sintetizadores en ‘1979’, además de utilizaron algunos curiosos elementos como saleros y tijeras en ‘Cupid the Locke’.

‘Le Voyage dans la Lune’ de Georges Méliès

El video de ‘Tonight Tonight’ fue dirigido por Jonathan Dayton y Valerie Faris, la idea original era mostrar gente buceando en copas de champaña al estilo de Busby Berkeley, pero se dieron cuenta que los Red Hot Chili Peppers habían hecho una versión muy parecida a lo que querían hacer en su video ‘Aeroplane’ y desistieron. La segunda idea era que la banda tocara en un escenario surrealista, y que la cámara se acercara a los ojos de cada espectador para así visualizar la versión de cada uno sobre esta canción, sin embargo, la versión elegida, fue una tercera idea en la que decidieron recrear la película de cine mudo: ‘Le Voyage dans la Lune’ de Georges Méliès, ya que a ambos directores, les recordaba el arte de la portada.

‘1979’ es una canción obsesionada con la juventud en donde pocas veces se le puede recordar con cariño a la secundaria. A Corgan le encanta enfatizar cómo fue la última canción para hacer el disco, y aunque su coro tiene una carga, sin esfuerzo, que encarna la ‘urgencia del ahora’, es la única canción del Mellon Collie que funciona mejor como nostalgia.

No es sorpresa que William Patrick Corgan, esté tan consternado por el estado de la música de hoy en día, existen pocas bandas que han podido llegar a un ‘the impossible is possible tonight’ como lo hicieron ellos, sin perseguir una popularidad. Así que si no buscas música para usarla como un estilo de vida, y de verdad quieres música que puedas vivir por dentro, apuesta por The Smashing Pumpkins pero solo porque ellos querían darte la luna y las estrellas.