Mutek 2012: entrevista con Kupa (Cristian Cárdenas)

 

Más allá de perseguir efímeros reflectores o tomar ese tipo de iniciativas “creativas” fugaces que desaparecen con el cambio de las tendencias, Cristian Cárdenas, artista multidisciplinario autodidacta, puede ser visto, sin temor a exagerar, como un personaje extremadamente activo dentro de esa “otra”  música electrónica mexicana, esa que tiene algo más que decir y que permanece mucho más allá de las noches de fiesta.

Cárdenas -un verdadero crítico no académico de las aplicaciones de la tecnología en nuestra vida diaria y en el campo creativo- fue el primero en nuestro país en plantear un sello discográfico en línea con el rigor necesario para que en verdad éste fuera un label, en torno a Filtro, generó la participación colectiva de muchos de los productores mexicanos más interesantes en minimal techno, tech house, ambient, idm y glitches de la primera década del nuevo siglo.

Y ahora, después de haber presentado en el festival hace varios años a su proyecto Plug, Cristian regresa con Kupa, su propia interpretación del 8-bit y el bass.

Esta es nuestra entrevista con él.

 

Rafa Villegas: ¿Cuándo empezaste a producir música?

Cristian Cárdenas: Empecé a mezclar como DJ y a hacer música en el 2000. En esa época usaba trackers (softwares que se usaban para programar música de video juegos) para producir.

 

RV: Háblanos sobre los proyectos que has creado a lo largo de tu carrera.

CC: Después de pasar por algunos proyectos que no fueron muy constantes, inicié mi proyecto personal de música: Plug, en el cual me dediqué a explorar el minimal techno, el dub digital, IDM y ambient. Producía, tocaba en vivo y mezclaba como DJ bajo ese seudónimo.

A la par de desarrollar mi proyecto personal desarrollé Filtro en el 2004, un netlabel pionero en latinoamerica, en el cual publicamos en línea de forma gratuita 21 lanzamientos de proyectos principalmente mexicanos. Publicamos material de una buena parte de la escena de música electrónica de esos años. Artistas como Manrico Montero, Alvaro Ruiz, Fax, Zofa, MHV y hasta proyectos que se presentan este año en Mutek Mx como Lao y AAM, fueron editados en ese sello.

Colaboramos con gente de Argentina, Venezuela, Japón y Estados Unidos. El sello, por el momento no se encuentra disponible, pero pronto relanzaré todo el material de forma digital. Creo que Filtro tuvo un gran alcance a nivel mundial, dio a conocer muchos proyectos mexicanos en México y en el extranjero. Tambien fue una gran inspiración para muchos, tanto creadores, como comunicadores y cambió para muchos la visión de la promoción y la distribución musical en ese tiempo.

Inicié Kupa en el 2008, un proyecto dedicado en sus inicios a nuevas exploraciones del dub digital como el Dubstep, future dancehall y el 8bit. A la par, junto con otros productores, DJs y comunicadores como MHV, Lao, Mekha y Dubatonik iniciamos Nimbo, el cual fructificó mas con una serie de eventos y podcasts dedicados a la promoción  delbass music.

Buscando continuar un poco la labor de Filtro, dejando a un lado la producción de eventos y enfocandome mas en la distribución de música, en el 2010 empecé a trabajar en un sello llamado Vira, en el cual hasta ahora se han publicado 3 lanzamientos de forma gratuita. El sello está un poco inactivo debido a que me he enfocado mas a la producción de mi proyecto personal, pero pronto estaremos publicando nuevo material en distintos formatos.

 

RV: ¿De dónde viene el nombre de Kupa?  ¿Por qué lo escogiste?

CC: Cuando quise retomar la música quise regresar a mis “raíces”. Antes que escuchar y obtener el gusto por cualquier otra música, la música de los videojuegos que jugaba desde los 3 años en una Commodore 64 o en el NES, me influenció de forma muy subconsciente. No pensaba que fuera “música”, pero siento que el timbre y las frecuencias se quedaron muy marcados en mi subconsciente. Creo que de alguna manera esto hizo que la música electrónica me interesara en algún momento.

Encuentro en el pixel art y la múscia chiptune (o de 8bits) un punto medio entre expresion abstracta y figurativa, expresando algo claro y concreto, pero dejando espacios para que la gente que lo percibe llene esos huecos con su propia imaginación.

El nombre viene de los personajes creados por Shigeru Miyamoto para Super Mario Bros. Los “Koopa”, son el principal enemgo de mario. La música que estaba haciendo de alguna forma sonaba obscura y eso lo relacionaba mas con los enemigos que con el “heroe” del juego. Creo que en muchas historias, el “villano” es muchas veces un personaje más interesante que el trillado heroe. El nombre hace alusión al sonido, gráficos y el sentimiento por el que pasábamos a través de muchas vidas perdidas en los juegos en los que muchos invertimos muchas horas de nuestras vidas.

 

RV:  Háblanos de la evolución de tu proyecto Kupa y platícanos brevemtente su actualidad.


CC:
Kupa empezó como un proyecto enfocado al dubstep con aplicaciones al 8bit. En ese momento el dubstep me interesó por que encontré muchos elementos que buscaba en la música electrónica. El dub, techno, IDM, jungle y hasta ambient en conjunto con una producción sofisticada y una atención especial a las frecuencias bajas era lo que encontraba en el dubstep. Rapidamente el dubstep evolucionó en distintos subgeneros y se encasilló en un “cliché”, su escena y su mercado cambiaron mucho. Es increíble la velocidad con la que evolucionó este género.

Asi como el género cambió, mi música cambió. Mi álbum Bit Pairat se encuentra dentro del dubstep, pero mi nuevo material “Babylon Cluster”, el cual es una continuación del anterior, tiene una gran evolución. Lo único que se mantiene constante en mis nuevos tracks es el 8bit. Me he enfocado en hacer un sonido mas “original”, fusionando distintos géneros, pero manteniendo el sonido dentro de lo que llamamos “bass music”. Mi nuevo material pasa por los 4/4, los breaks, jungle, techno, dancehall, juke y algunos tracks siguen siendo dubstep puro y mantienen el sonido del disco anterior pero con un sonido mas pulido.

Ahora el proyecto de Kupa no es solo sonoro y dedicado a la producción de tracks. “Babylon Custer” está compuesto por una serie de piezas: Un videjuego, un acto en vivo audiovisual, una serie de ilustraciones en pixel art y un álbum que funciona como el soundtrack del videojuego componen todo lo que he estado trabajndo en último año y medio.

Todo el proyecto está a un 80% de ser terminado, lo único que está listo para ser presentado actualmente es el acto en vivo que es lo que estaré presentando en la próxima edición de Mutek Mx.

 

RV: Actualmente ¿en qué otros asuntos relacionados con música y/o creativos estás involucrado?
CC: Mi otra pasión a parte de la música, es la animación. Estuve trabajando en un largometraje animado en méxico llamado “Ana”. A la par de esto he estado desarrollando un laboratorio mediatico llamado “Telekinetic”, con el cual hemos desarrollado ya varios proyectos, entre ellos 2 mappings arquitectónicos prehispánicos muy complejos que se produjeron en méxico y se presentaron en Yokohama, Japón. Aun no terminamos de editar el material que documenta las piezas pero hay muchos videos en la red, de público que lo grabó, este es uno de ellos.

 

RV: ¿Qué podemos esperar de tu presentación en Mutek?
CC: Estaré presentando mi nuevo live act audivisual. Es la primera vez que se presenta en México. Lo acabo de presentar en el FMEL (Festival de Música Electrónica Latina), en Chicago.

El performance es un un acto audiovisual en donde la imágen y el audio están completamente ligadas. Uso 2 computadoras para esto, una para sonido y otra para imágen, ambas están conectadas via MIDI y se envían señales entre ellas.

Los visuales están hechos todos con pixel art orginal creado por mí y en algunos casos uso sprites de juegos de NES alterados.

El sonido es como lo describo anteriormente, bastante variado pero efectivo para un dancefloor de oidos abiertos e interesados en nuevos ritmos y sonidos.

Intento generar una rítmica visual que vaya acorde con el sonido. Creo que el resultado es bastante sinestesico y original. Espéro que el público lo encuentre así.