El progreso está ahí si tu quieres: Una entrevista a Fat Tony

asher-roth-fat-tony-sushi-video

 

Anthony Jude Obi mejor conocido como Fat Tony,  hace hip hop crítico e inteligente, permeado tanto por su lugar de origen como por su interesante historia familiar, la actividad política de su padre en Nigeria y la vida artística de su madre en Estados Unidos y Alemania.

Su primer álbum, RABDARGAD fue producido casi completamente por Tom Cruz, ex integrante del grupo Supremee al cual le siguieron Double Dragon y Smart Ass Black Boy. El rapero ha colaborado con Das racist, Cakes da Killa, Tecla Hot sugar. Fat Tony se presentó en el marco de la Material Art Fair 2016 el sábado 6 de febrero en Pasagüero siendo parte del Material Mayhem Party.

Anthony estudió comunicaciones y su historia académica es tan compleja como su bagaje musical. Para Fat Tony, la voz y lo que se habla cuando canta o compone una canción tiene un nexo muy importante con la identidad, el pasado, el arte, la poesía, el orgullo y con lo cotidiano como comer, beber, los amigos y la fiesta.

– ¿Qué banda, músico o canción te hizo decidirte por hacer tu propio material y a qué edad?

Cuando era adolescente me obsesioné con el punk rock, especialmente con bandas de los 80 como Minor Threat, Bad Brains y Black Flag. Descubrí bandas que organizaban sus propios tours, lanzaban sus álbumes por su cuenta y eran dueños de sus propios logros. Era autonomía auténtica. Me inspiré en eso para aplicar la misma mentalidad a mi música. Mi siguiente obsesión fue Prince. Su álbum Dirty Mind de 1980 me inspiró como músico para tomar riesgos. Prince me enseñó que la libertad forma parte importante de la expresión creativa. Me enseñó que ser único está bien.

– ¿Tu historia familiar influye en tu trabajo? ¿Cómo trabajas con este tema, en concreto?

La historia de mi familia es una influencia constante porque su pasado son mis cimientos. Mi padre es nigeriano y su cultura me ha dado un amplio conocimiento respecto a la poesía y el orgullo. Mi madre es afroamericana y ha vivido en Estados Unidos y en Munich, Alemania. Cuando era joven, mi madre era cantante de ópera, políglota y escritora. Su trabajo artístico ha estado conmigo desde que era un niño.

– ¿Hay algo sobre lo que no te guste componer?

No me gusta cantar sobre bienes materiales. Siento que como humanos gastamos mucho tiempo tratando de adquirir todos los productos que se ofrecen a la vista en vez de conectar el uno con el otro. Mis más grandes alegrías siempre serán mis experiencias, no mis compras. Si vives para poseer algo, eventualmente ese algo terminará poseyéndote a ti.

– ¿Has estado antes en la Ciudad de México? ¿Tienes alguna expectativa en particular de la audiencia?

La Material Art Fair 2016 sería la segunda vez que me presento en la Ciudad de México. Mi primera vez fue en el festival NRMAL en 2015. Amo a la audiencia de la Ciudad de México porque son pacientes y al mismo tiempo ansiosas por conocer nuevas cosas. Parece que el arte, la música, las artes visuales, la arquitectura y el teatro son una parte importante de la cultura en México. Es muy refrescante estar entre gente con una apreciación innata por la creatividad y la expresión propia. En México el público escucha.

– Tu primer álbum RABDARGAB hace referencia a un programa que incentivaba la lectura ( Read A Book-Do A Report-Get A Buck) ¿De cuál libro harías un reporte por un dólar?

Recomendaría la Autobiografía de Malcom X. Es un gran libro que explica a detalle los altibajos de la experiencia humana, y es un recordatorio constante de que no importa en que situación estés en la vida, siempre puedes cambiar para mejor. El progreso está ahí si tu quieres.