¿Quién fue al Ceremonia?

Existen un sin fin de caminos posibles cuando asistimos a un festival como el Ceremonia, ya que hay decisiones que se tienen que tomar, como la de escoger qué artista veremos cuando se empalma con otro que nos gusta. Esta naturaleza de múltiples posibilidades que poseen los festivales es la que que construye anécdotas inolvidables y no hay duda de que el sábado pasado cada quién tiene la suya. Otra vez el Ceremonia nos ofreció un line-up que consideramos legendario, y aunque fue difícil decidir, nosotros recorrimos este camino: Wet Baes, Cuco, Bomba EstéreoKing Krule, Caribou, SoulwaxSt. VincentBeck y Four Tet.

Nos fascinan esos grupos que  te sorprenden tanto en vivo, que llegas a tu casa por inercia a escuchar su trayectoria de principio a fin, en el caso del Ceremonia, ese grupo fue Wet Baes. Con vestuarios de astronautas, Andrés Jaime acompañado de un crew espectacular de instrumentos de cuerdas, coros, bajo, guitarra, batería y atasque de pedales, logró hacernos sentir como si estuviéramos mirando las estrellas, incluso siendo de día. Y lo mejor de todo: es mexicano.

Después vino Cuco, los coros de la gente se extendieron gritando su nombre y desde que subió al escenario no hubo un artista con una vibra tan carismática y natural como la de él, eso se transmite. Desde CaliforniaOmar Banos, mejor conocido como Cuco, ha logrado colocar un nuevo enfoque musical en el mapa: el dream pop chicano. Cuco fue un buen calentamiento y nos dejó bien preparados para la llegada desde Colombia de Bomba Estéreo, que fue, englobando la expresión, todo un carnaval.

Cayó la noche, y llegó el momento que todos esperábamos, la primera aparición de King Krule en México. King Krule tiene una voz tan original y fuerte que funge como inspiración para buscar nuestra propia voz, ya sea literal o metafóricamente, ya que su discurso es directo y revolucionario. Como ya estaban entrando las ganas de electrónica y ‘pegar el dancing’ corrimos de King Krule a ver a Caribou, quienes no habían regresado a México desde su espectacular presentación como teloneros de Radiohead en el Foro Sol durante el 2012. Su visual de fondo fue sacado de la portada de su último álbum Our Love, cuya paleta de colores funcionó perfecto para que el baile de luces le diera un toque psicodélico a la presentación.

Apenas y llegamos a St. Vincent, quien trajo todo un show con visuales surreales, acompañados de una voz y una presencia que hipnotizan. Obviamente, nos quedamos guardando nuestro lugar casi hasta adelante porque después de ella, llegó Beck, por el cual valió totalmente la pena quedarnos hasta adelante, a su llegada la gente coreaba ‘Güero, güero’. Sobre su presentación llena de color, haciendo homenaje a su nuevo álbum Colors, ‘wooooooow’ es todo lo que hay por decir (quienes lo presenciaron lo entenderán).

Al final, llegó Four Tet al escenario, ofreciéndonos toda una degustación sonora de calidad, la prueba de que quien es un buen músico, ni siquiera requiere de un espectáculo visual.


Fotos por Jesús Quintero