Nombres memorables de bandas en español

Quizás la parte más complicada de armar una banda, es ponerle el nombre. A continuación recopilé algunos de esos nombres de bandas (en castellano), que me han parecido raros o simplemente que me han llamado la atención. Aclaro: no se trata de “los mejores”, ya que eso es muy subjetivo y depende del gusto personal de cada quien. Obvio que a nadie en su sano juicio le podría gustar una banda que se llame, digamos, Tanke. En fin, los comentarios aquí expuestos son a nivel muy personal, para que no se la tomen a pecho si faltó el nombre de su banda favorita o al contrario.

1. La Suciedad de las Sirvientas Puercas

Este proyecto alterno que surgió cuando Caifanes ya tenía relativo éxito, realmente nunca salió del hoyo underground y bueno, quizá esa la intención pero… el nombre es la onda. Saúl Hernández, Alfonso André y Jose Manuel Aguilera (La Barranca), junto con uno de los personajes claves de la escena subterránea, el Dr Fanatik, formaban parte de este combo glam que en lugar de Times Square en NY, seguro tenía su base de operaciones en la calle Sullivan del DF o en la Merced. Musicalmente, estas chachas no eran la gran cosa, pero si he de reconocer algo del Sr. Hernández, es que antes de convertirse en la caricatura que es hoy, tenía amigos con imaginación (como el Fanatik).

2. Un Pingüino en mi Ascensor

Sobrevivientes de la movida, pero en activo y en muy buena forma, Un Pingüino en mi Ascensor, via jose Luís Moro, son los creadores de las letras más originales del pop en español. Emparentados con el postpunk y el tecnopop y armados en sus inicios tan solo con un teclado casio (una especie de Casiotone For the painfully Alone, pero divertidos), el grupo está integrado además por Mario Gil (Ex- La Mode y Aviador Dro) quien aporta sus sintes desde hace un buen rato ya. Su nombre remite a comics, a comerciales de TV, pero sobre todo, a pop. Un gran grupo con un nombre muy ad hoc los títulos de sus canciones: “Quiero ser un Teenager Norteamericano”, “El Ama de Casa Estafada por la Publicidad”, “Espiando a la Vecina” o “El Sendero Luminoso Me Persigue sin Reposo”

3. La Dama se Esconde

A la fecha nos seguimos preguntando que diablos significaba ese nombre, pero la verdad es que sonaba algo poético, y muchos compramos el disco por que en la portada los dos “tios” llevaban una imagen a lo Robert Smith que parecía sugerir que sonaban en esa onda. Lo cierto es que el disco era bueno, sin ser la octava maravilla, y le banda tenía que ver más con Duncan Dhu o esa onda spanish campirana “wanna be Sire Records”, que con The Cure. A pesar de eso, ellos se sentían bien darkies. Pero, es que eran los 80s.

4. No me pises que llevo Chanclas

Nunca fui fan de esta banda, pero seguro compraría su CD ahora mismo sólo por tener el disco de un grupo con ese nombre en mi colección. Bueno, no eran tan malos, pero era pop inofensivo ochentero que tuvo un relativo éxito en España en su época. Intentaron regresar en el 2009, pero ya no le hacían gracia a nadie.

5. Me enveneno de Azules

Esta extinta banda española que alguna vez perteneciera al sello Elefant Records, practica un pop un poco folkie que es una mezcla de Simon and Garfunkel con digamos… lo más tranquilo de The Stone Roses, con muy buenos resultados. El grupo no era tan cursi como pareciera, aunque el nombre, en apariencia tan original, se dice lo habían sacado de una película setentera.

6. Veneno para las Hadas

Otra de venenos. De esta banda no puedo opinar mucho sobre su música, en realidad el goth en español no me gusta tanto, sobre todo esas bandas que son clones de Dead Can Dance y Bauhaus al mismo tiempo, pero esta agrupación tuvo el gran acierto de tomar el nombre de una película semi olvidada de Carlos Enrique Taboada, uno de los genios del cine fantástico y de horror mexicano. Si me sintiera vampiro, y hubiera formado una banda éste es el nombre que me hubiera gustado ponerle a mi grupo darkie.

7. Las Insólitas Imágenes de Aurora

Otra de Saúl y compañía. Hace años, cuando el ahora complaciente Jaguar era creativo, formó esta banda con un nombre un tanto soñador, que la verdad sonaba más original de lo que ha hecho en los últimos 20 años, a pesar de sus claras deficiencias musicales. Este grupo sólo sacó un demo y el resto es historia cuando se juntaron los integrantes originales en el segundo disco de los “Cai Fine”. Como dato, el tema “Hasta Morir” del disco El Silencio, es de esta época en que el trío salía vestido de boy scout fanático de Duran Duran.

8. Los Abuelos de la Nada

A pesar de sus connotaciones new wave (bueno, así me suena), esta banda argentina tiene que ver más con el Rock and Roll y con los hippies sudacas, ya que data de los 70s y eso era lo “moderno”.  Formada por Miguel Abuelo, icono del rock argentino, la banda contó entre sus filas con una principiante Andrés Calamaro y siguió grabando discos hasta mediados de los 80s, cuando la agrupación se disolvió por el fallecimiento de su fundador.

9. Los Siete Delfines (L7D)

Una de las bandas más finas del rock argentino, comandada por Richard Coleman, considerado por muchos como el Robert Smith de su país (Siempre exagerados ) quien tras la disolución de su anterior grupo (Fricción) forma esta banda en la que se da el lujo de hacer versiones en vivo de Joy Division o seguir covereando “Heroes” de Bowie. Se trata de un muy buen grupo considerado de culto por los discípulos del movimiento dark, con un nombre que refleja que el estilo de Coleman tiene que ver más con una polaroid que con un graffiti. ¿O más bien Los Siete Delfines tendrá que ver como el LSD?

10. La Maquina de Hacer Pájaros

Este grupo tocaba uno de esos géneros musicales considerados casi como “lenguas muertas” : Rock Progresivo, influenciado por Yes , el primer Genesis y todo el rock sinfónico que en 1976 estaba de moda (años después el punk los volvió tan obsoletos como una profesora de taquimecanografía en el 2010). El nombre de la banda fue tomado de un cómic, seguramente ideado por algún viaje “progresivo” y fue un grupo efímero que sólo editó dos discos y duró poco más de un año. Ah, olvidé decir que eran argentinos y que en esta banda tocaba Charly Garcia.

Menciones honoríficas:

Michael Jackson y las Sacerdotisas de Baal (Grupo español de tecnopop )

Focomelos (Extinto dueto que tenía canciones tan inolvidables como “Mami, me he tragado el disco de Depeche Mode”)

Dinamita Pa los Pollos (Sin palabras)

Categorías

Blog