The Killing: ¿Serías capaz de matarla?

Todo indica que la cadena de televisión de paga AMC se acaba de anotar otro gran éxito con la producción y transmisión del drama policiaco “The Killing”. Estamos hablando de la misma televisora de proyección restringida que ha ofrecido seriales de tal impacto como “Mad Men” o “The Walking Dead” por mencionar sólo algunos, programas de alto concepto y de un diseño tan específico que han encontrado el poder de cautivar a segmentos determinados de la audiencia convirtiéndose automáticamente en atractivos imánes para la compra de espacios publicitarios. Para serles sinceros, viendo “The Killing”, creo que no hay nada nuevo alrededor de este tipo de producciones, simplemente en esta ocasión especial se trata de un poderoso drama criminal de manufactura impecable estelarizada por actores practicamente desconocidos y escrito a manera de novela policiaca, digna de los mejores misterios de Agatha Christie con ese tipo de finales de capítulos que provocan una adicción casi inmediata.

“The Killing” está basada en la serie danesa “Forbrydelsen” en donde el drama se desarrolla con su propio tiempo, aquí no hay lugar para los clásicos “flashbacks” de “Without a Trace” en donde los acertijos se resuelven con los recursos más obvios dentro del género o como en las franquicias de “CSI” en donde siempre tienes la sensación de estar viendo un sangriento video musical más que un drama policiaco. La premisa es sumamente simple: una adolescente es asesinada después de una fiesta de disfraces dejando abiertas una serie de interrogantes las cuales se van resolviendo en el transcurso de la temporada con la novedad de que cada episodio constituye un día mas en la investigación por lo que la audiencia juega a ser el investigador del crimen.

“The Killing” se desarrolla a manera de crónica de las consecuencias del mismo crimen en tres distintos grupos: la familia de la jóven, el cuerpo policiaco involucrado en la investigación y un político ( Billy Campbell, practicamente el único actor de renombre en el reparto) y su grupo de colaboradores en plena campaña quienes indirectamente (o directamente) se verán involucrados en el asesinato. A pesar de tratarse de un programa de televisión que presenta un ensamble actoral creo que la columna vertebral de la historia resulta el personaje de la policia Sarah Linden (caracterizado por la talentosa Mireille Enos), una análitica y sobria profesionista quien, horas antes de abandonar su puesto para casarse, se enfrenta al conmovedor asesinato involucrándose en la investigación con un fervor y convicción que pondrá en riesgo sus planes personales.

La atmósfera gris y gélida del territorio nórdico del original es cambiado apropiadamente por los bosques del estado de Washington proveyendo a la anécdota de un tono sombrío y tétrico. AMC ha prometido que su primera temporada constará de 13 episodios (el original danés constituyó 20 capítulos) además de cambiar totalmente el desenlace para la versión americana. Hasta éste momento puedo advertirles que “The Killing” facilmente se perfila como el serial de esta mitad de año regalándonos ese desarrollo interesante de personajes y de historia difícil de encontrar en la televisión de hoy y que involucra al espectador convirtiéndolo en un testigo más del sangriento asesinato de una precoz jovencita de nombre Rosie Larsen.

(Acá el trailer oficial de la serie)