DATA: Harthouse, la cuna del trance alemán

Harthouse logo

Durante el principio de los años noventa y después de la fiebre de los géneros New Wave, EBM, Industrial y House, se comenzó a ver el surgimiento de un nuevo género: El trance. Una evolución de sonidos bailables fusionados con melodías de formas clásicas e hipnóticas que hacían entrar en un estado de trance a quienes escuchaban.

La fuente principal de este sonido era el Reino Unido – gracias a productores y proyectos como Sasha & John Digweed, Orbital, Future Sound of London y Banco de Gaia, por mencionar algunos-  con  Alemania era su contraparte continental.

DJ Sasha and DJ Digweed

Sasha y John Digweed, dj’s precursores del sonido Trance / Progressive House

Sven Väth, dj y productor alemán, fue uno de los principales iconos de este movimiento. Fundador, junto con Matthias Hoffmann y Heinz Roth, de la disquera Harthouse -con base en Frankfurt y divisiones en Reino Unido y Estados Unidos -, una de las piezas clave durante la década de los noventa, ya que el label logró posicionar a Frankfurt dentro del mapa musical, pues en su primera fase, el sello tuvo como A&R al mismo Sven, quien tomaba las decisiones más importantes, como cuáles discos se lanzaban y cuáles no.

Mientras que los ingleses le daban el toque épico al trance, en Alemania -donde el sonido del industrial y el EBM (Electronic Body Music) habían dejado su sello- la forma de hacer trance se caracterizaba por  sus sonidos fríos, secos y melódicos, mezclados con un toque completamente digital, alejado de lo clásico y escaso de elementos orgánicos. El trance en este país se realizaba por músicos con un talento heredado de tantos años de usar instrumentos electrónicos sobriamente por parte de sus predecesores.

sven vath harthouse label

Sven Väth, fundador del sello Harthouse

Por esos años, la selección impecable de material y la forma de manejar Harthouse –como un verdadero sello underground- hicieron que el prestigio de la disquera fuera en aumento. El sello lanzaba ediciones no mayores a las 2,000 copias y  contaba con una base de datos bastante exclusiva que incluía sólo a los dj’s más indicados para enviarle promos; Harthouse tuvo constante presencia en charts de música electrónica, logrando posicionarse como el sello alemán de Trance-Techno por excelencia.

Sin embargo la desfortuna llegó en 1997, cuando el sello fue declarado en banca rota. Mientras seguidores y artistas pertenecientes al sello se preguntaban qué había pasado, los fundadores de Harthouse simplemente dieron como explicación el hecho de que la disquera había cambiado la meta inicial al verse rodeados de un lujo – como el de oficinas costosas de varios pisos-, al tiempo que buscaban mantener la esencia underground que les caracterizaba. Los gastos terminaron con el sueño, era imposible mantener la operación de este sello.

No obstante la marca estaba ahí, y también el reconocimiento de la gente, quienes consideraban al sello como el creador del sonido de Frankfurt, impulsor de una escena basada no sólo en hacer música a alta velocidad para la pista de baile, sino también por su apertura para experimentar y proponer.

En 1998 ya sin Sven dentro de los directivos del sello, la disquera fue absorbida primero por Under Cover Music Group (UCMG) quienes después de un tiempo entraron también en bancarrota para ceder así los derechos a Daredo Music quienes se hacen cargo del mantener vivo el espiritu de Harthouse hasta hoy en día.

La época de oro del sello quedó atrás hace algunos ayeres, sin embargo la influencia que Harthouse tuvo en la música electrónica es indiscutible. Artistas como Hardfloor, Steve Bug, Resistance D, Marco Zaffarano, Spicelab, Koxbox y Der Dritte Raum son algunos de los que fueron publicados por la disquera a cargo de Sven Väth, cuna del trance alemán.

Les dejo con una de las piezas de “The Sixth Compilation”, uno de los álbumes más reconocidos de dicho sello: Soap – Boodule.

Categorías

DATA, Features, Música