Sobre NME, Bauhaus, Daniel Ash, Lady Gaga y Hitler

Hace algún tiempo me encontré en la página de la NME una lista con los mejores 20 logos de bandas. Acompañando a cada uno, venía una explicación (bastante vaga por cierto) de porque dicho logotipo era taaan maravilloso. Entre ellos, destacaron el de los Rolling Stones obviamente, varios de bandas de metal, y por supuesto el de Bauhaus.

Todo me pareció perfecto hasta que vi la “explicación” de la derecha en donde básicamente, decía que no se sabía bien de donde había provenido esa imagen; que lo único seguro era que Daniel Ash había encontrado la imagen del perfil dentro de un círculo y que había decidido adoptarla para la banda. ¿Que no se supone que cualquier medio, cualquiera, debe investigar sobre lo que está escribiendo ? Entiendo que no todos tengan que ser Historiadores del Arte, pero de ahi a no poder preguntarle a Wikipedia que pasa con  esa imagen me resulta ofensivo. Por decir lo menos. ¡Sobre todo si la banda tomó su nombre del mismo lugar!

Resulta, queridos amigos de la NME, que aquella imagen del perfil blanco sobre fondo negro que Bauhaus inmortalizó, pertenece a una escuela en Alemania del mismo nombre que resultó ser un punto clave en la historia del diseño.

La escuela de la Bauhaus abrió sus puertas en Weimar en 1919 encabezada por Walter Gropius. La idea era abrir un lugar donde tuvieran cabida todas las disciplinas artísticas para poder crear un trabajo multidisciplinario. Toda la intención de la escuela era que sus alumnos no sólo estudiaran diseño, sino que lo vivieran, que adoptaran como forma de vida la filosofía por la que se regía la Bauhaus.  La ideología principal era que el diseño es algo funcional que debe verse como tal, ejemplo: si una silla no necesita más que cuatro patas, un asiento y un respaldo, debía ser así. Sin ornamentación alguna. De hecho, tan en serio se la tomaban, que los cuartos de los estudiantes, no tenían más que lo necesario: una cama, una mesa de noche con una lámpara, un ropero y un pequeñísimo balcón por donde podía entrar la luz y donde el alumno pudiera asomarse para buscar inspiración. La arquitectura de la escuela también era básica. Una de las caras de los talleres era completamente de cristal pues Gropius  sabía que los estudiantes necesitaban luz natural y mirar afuera para no sentirse encerrados y encontrar inspiración “en el exterior”.

Los profesores eran grandes figuras dentro de sus áreas: Johanes Itten, Lyonel Feininger, Paul Klee, Wassily Kandinsky (muchos de sus alumnos, se creyeron tanto su teoría que empezaron a usar las mismas batas grises que usaba su profesor) y Josef Albers (para muchos el maestro de la teoría del color) entre muchos otros. Dentro de la Bauhaus, los profesores se encargaban de que los alumnos no sólo aprendieran pero que entendieran los materiales desde su tacto hasta llegar al conocimiento pleno del comportamiento de cada material. En realidad, ese era el requerimiento básico de la escuela; fuera de eso, los alumnos podían crear lo que ellos quisieran con los materiales de su elección. Así que básicamente, el cuerpo estudiantil era libre de crear, de pensar.

Durante los años que la Bauhaus estuvo abierta, fue la incubadora de grandes artistas, de ahí salía todo el arte y diseño joven. Sin embargo, fue tan efectivo que sus alumnos creaban piezas tan diferentes, que a Hitler le daban miedo y condenó a la Bauhaus como anti-alemana. Así que en 1933, cerró la escuela para construir autopistas sin darse cuenta de que la Bauhaus se quedaría impregnada en los alumnos que después aplicarían su educación para su propio arte.

Y a todo esto, ¿Que tiene que ver todo este rollo con el logo? Que el logotipo escogido por Daniel Ash era completamente representativo de la ideología en la Bauhaus. La cara, es una cara. De perfil. Con nariz, ojo, boca, y si existe algo de diseño en ella, no estorba ni distrae de lo que debería verse.

Tal vez a los que no sean muy clavados en el diseño, toda esta explicación les viene dando igual. Pero en términos musicales, es como si existiera una lista de los mejores nombre de bandas, una de ellas se llamara Michael Jackson, y el autor de la lista ignorara por completo de donde proviene tal nombre. ¿No les parecería ofensivo, melómanos?

Así que la próxima vez que alguien vaya a escribir un artículo de lo que sea, asegúrense de contextualizarse bien. Al rato se van a olvidar de Madonna y Grace Jones, y van a creer que toda la imagen de Lady Gaga la ideó ella.