Spotify en Estados Unidos

El creciente consumismo musical de los que tenemos acceso a Internet se ha vuelto cada vez más apabullante, y es que ahora resulta indispensable contar con un disco duro externo para no saturar nuestra computadora de música. Todo esto es causado, muy probablemente, por la extensa oferta musical que se puede encontrar hoy por hoy, la cual ha tomado de la mano las numerosas herramientas que la Internet ofrece, como Myspace, Last.fm, Soundcloud, Bandcamp y hasta el mismo Facebook. Hacer y vender música nunca ha sido tan fácil. Si a estos hechos le agregamos el factor de calidad que poco a poco parecemos abrazar con mayor aprecio, no nos vamos a conformar con tener el último disco de Radiohead en iTunes; lo más probable es que lo bajemos (por lo menos) en un formato que nos permita escucharlo sin pérdida o mínimo con un bitrate de 320 kbps. Y así es como el álbum que bajamos hace dos años no importaba mucho si pesaba 40, 50 ó 60 megabytes, y ahora nos preocupamos por que nuestros audífonos tengan el más amplio rango de frecuencias, para que nuestros preciosos archivos FLAC entren a nuestros oídos como la misma seda.

Como una reacción en cadena, hay más música en la cabeza (y la computadora) de todos nosotros.

Todo suena como el Olimpo para cualquier melómano autoproclamado, hasta que los servicios en la nube aparecen con servicios como Dropbox, SkyDrive, Amazon Cloud y el mismísimo Spotify. Es entonces cuando las cabezas voltean a ver una solución a su embrollo de almacenamiento, descubrimiento y disfrute musical.

En concreto, Spotify es una aplicación para reproducir música vía streaming, es decir, que no se necesita tener archivo alguno para poder escuchar una canción, todo está almacenado en la llamada nube. Por varios años Spotify ha ofrecido su servicio de música en la nube para distintos países en Europa, siempre prometiendo un salto inminente a América. Hoy, después 3 años de su lanzamiento el 7 de octubre de 2008, Spotify ha llegado a Estados Unidos.

Spotify para Estados Unidos por ahora está disponible en su versión beta (sólo con invitación) y ofrece tres métodos para utilizar su servicio:
– El primero es Spotify Free: – Con sólo una invitación que algún miembro nos facilite, se puede disfrutar de acceso gratuito a más de 15 millones de canciones. El único inconveniente es que se nos presenta un máximo de 10 horas de escucha al mes y anuncios cada 3 ó 5 canciones (dependiendo de la duración de estas). Las demás funciones, como las listas de reproducción, radio, integración con Facebook, sincronización con nuestro celular o iPod y reproductor de nuestros propios archivos de música también se incluyen.

– Spotify Unlimited – Se eliminan por completo los anuncios por sólo 5 dólares al mes.

– Spotify Premium – Esta es la experiencia completa en Spotify. Premium te da acceso a toda la música, todo el tiempo. Puedes escuchar tus listas de reproducción aún sin una conexión a Internet con calidad de sonido mejorada, contenido exclusivo, ofertas especiales y concursos frecuentes. Todo por 10 dólares al mes.

Por ahora el servicio gratuito de Spotify cuenta con el apoyo de empresas como Coca-Cola, Chevrolet, Motorola, Reebok y Sonos. No se ha hecho pública la información sobre si el catálogo será distinto a los que conocimos para países como España, Finlandia, Francia o el mismo Reino Unido, pero cada una de estas regiones ha recibido distintas versiones de la increíblemente extensa colección que han recopilado Daniel Ek y Martin Loretzon, fundador y jefe tecnológico de la empresa, respectivamente.

La aplicación de Spotify para el iPhone ya está disponible de forma gratuita en la App Store de Estados Unidos. Sólo se requiere una cuenta Premium para utilizarla y disfrutar.

La pregunta del millón es, por supuesto, ¿Y cuándo llegará a México? Desde el ángulo que lo veamos, será bastante complicado que las compañías disqueras en nuestro país le permitan comer una rebanada del pastel a un grupo de suecos a quienes se les ocurrió una idea que ya cambió la manera de consumir música en el viejo continente. A cruzar los dedos y que la Fuerza nos acompañe.

Categorías

Blog, General, Noticias