DATA: Sasha & John Digweed – Northern Exposure, los orígenes del house progresivo

cover-Sasha y John Digweed

Corren los años noventa, el house ya había terminado de invadir a Inglaterra y DJs y artistas apasionados de este género aparecían por doquier para mostrar al mundo la visión que tenían de este nuevo ritmo. Parte de esta visión e interpretación que los ingleses dieron al house proviene de su pasión por las melodías elaboradas e incluso progresivas. Entiéndase por progresión aquellas formas melódicas donde al principio de una canción tienen una estructura y conforme va avanzando dicha canción, estas melodías van evolucionando y cambiando. El rock progresivo es un claro ejemplo de este concepto.

Tomando en cuenta que el house fue creado en los Estados Unidos por DJs, no por músicos, los primeros tracks de este género eran una colección de loops rítmicos y melódicos. La parte musical se reducía unas cuantas notas que se repetían constantemente. Con el paso del tiempo, músicos de escuela fueron tomando la pasión por este género y se iba notando un cambio y mejora en las líneas melódicas. Son los ingleses los primeros en agregar el virtuosismo a los beats del house, quienes dejan de lado los loops simples y repetitivos para crear piezas melódicas avanzadas, y pensadas para dejar en el oyente una sensación más allá de la euforia por los beats. Es así como nace el house progresivo.

Por otro lado, el hecho de que estas nuevas formas melódicas estaban enfocadas tanto en la mente como a la pista de baile, tenían consigo la característica que podían ser tocadas por DJs, y no solo por los músicos que las habían creado. De hecho, era más común escuchar a un dj tocar un track de house progresivo que a una banda en vivo. Artistas como Paul Oakenfold, Pete Tong, Paul Van Dyk comienzan a adoptar este género, sin embargo son dos en específico quienes se encargan de tomar la bandera e imponer su propio estilo y dar a conocer al mundo este nuevo género: Sasha y John Digweed.

Sasha (Alexander Coe) comienza su carrera de dj de una forma un tanto accidentada. Su pasión por el acid house y sus ganas de tocar meten en él la inquietud por participar en un concurso de DJs. Su primera actuación fue desastrosa y por esa razón se pone a sí mismo la meta de aprender a fondo el arte de las mezclas. Después de un par de años de práctica y perseverancia regresa al club en donde conociera el acid house, The Haçienda, ahora como parte del talento en cabina, y es así como muestra al mundo que su esfuerzo ha rendido frutos. Sasha es uno de los primeros DJs que comienza el estilo de mezclas largas y elaboradas, donde una canción no solo se une en beats con otra, sino que hacen una evolución melódica que transportan al público a través de diversos paisajes emotivos. Es el tipo de mezcla perfecta para el house progresivo.

Poco tiempo después de haber conseguido su residencia en The Haçienda, expandir sus horizontes, y comenzar a tocar en clubes como Shelly’s y Renaissance, Sasha conoce a John Digweed y escucha uno de sus demos, en poco tiempo le invita a tocar con él. Uno de los primeros frutos de esta pareja como DJs es el Mix Collection de Renaissance, un CD mezclado con el cual dejan ver su gusto por el nuevo género que estaba tomando las pistas de baile de Inglaterra.

Sin embargo no es hasta el año de 1996 que lanzan Northern Exposure, un set de dos CDs mezclados donde la selección de tracks deja ver que el house progresivo no se trata sólo de bailar, sino también de apreciar la música. Todo un viaje de dos horas que va desde lo más etéreo y ambiental, hasta lo más eufórico. Lanzado por Ministry of Sound, una de las disqueras y clubes icónicos londinenses de los 90.

Portada ‘Northern Exposure’ Sasha y John Digweed

Dentro de estos mixes se pueden escuchar artistas como William Orbit, Banco de Gaia, Rabbit In The Moon, Morgan King, Future Sound Of London y Underworld por mencionar algunos. Todos ellos pioneros del género e influenciadores de artistas y proyectos venideros.

Cabe mencionar que no todos los tracks contenidos en estos mixes eran específicamente house bailable, sino la forma como los mezclan este duo es lo que hace la progresión, generando emoción en el espectador. Es ahí donde el arte y toque de Sasha y John Digweed dan pie a lo que sería una nueva forma de mezclar música, de mezclar house.

Les dejo con el primer CD de esta sesión. Simplemente una joya. Disfrutenlo.